¿Son los trabajadores españoles los más quemados de Europa?

Un estudio llevado a cabo por la compañía Small Business Prices en 26 países de Europa desmiente muchas de las ideas que tenemos sobre la explotación laboral en España

Hasta hace relativamente poco tiempo nos parecía natural experimentar estrés en el trabajo. Como si fuera una consecuencia lógica del entorno laboral. Como si tuviéramos que resignarnos a sufrirlo aún cuando nos quema por completo. No obstante, en el año 2019 la Organización Mundial de la Salud incorporó el término burnout, también conocido como síndrome del trabajador quemado, en su Clasificación Internacional de Enfermedades al considerarlo un "síndrome resultante del estrés crónico del trabajo" capaz de provocar sentimiento de agotamiento, reducción del rendimiento laboral y sentimientos negativos.

Por fin, y tras tantos años, estar quemado en el trabajo por unas condiciones demasiado estresantes es visto como un problema de salud. Eso está haciendo que muchas empresas reconsideren ciertas políticas y que la investigación científica esté centrando su atención en ello. Un último ejemplo de esto último lo encontramos en un estudio llevado a cabo por la compañía Small Business Prices en 26 países de Europa acerca de la cantidad de trabajadores afectados por el burnout en cada uno de ellos. De esa manera los autores de este estudio han elaborado un ranking con los 15 países de Europa más estresados.

Y tenemos una buena noticia: España no se encuentra en las primeras posiciones. Ese dudoso honor cae sobre Portugal, el país donde los trabajadores están más agotados mentalmente a causa del estrés. Cerca de él se encuentra Grecia, otro país del sur de Europa, y en tercera posición Letonia. Le siguen en el ranking los países de Hungría, Eslovaquia, Polonia, Eslovenia, Estonia, Francia y la República Checa, conformando así un top diez en el que España continúa sin aparecer. Tenemos que bajar hasta la posición décimotercera, tras el décimosegundo puesto de Lituania y el décimotercero de Islandia, para encontrar nuestro país.

Dicho esto, la investigación realizada por Small Business Prices no se ha limitado únicamente a analizar qué número de trabajadores experimentan burnout en cada país. También han medido otros valores relevantes como el índice de felicidad, el salario anual promedio y las horas semanales de trabajo. De la interconexión de dichos valores, incluido el del porcentaje de trabajadores con burnout, se desprenden conclusiones muy interesantes, aunque también bastante obvias. Como que existe una estrecha relación entre el burnout y el número de horas trabajadas. La sobrecarga conduce comúnmente al agotamiento.

Sin embargo, hay conclusiones que escapan a la intuición. Como la desprendida a partir del caso de España. No en vano, nuestro país las pasa canutas tanto en el salario anual promedio como en el nivel de felicidad y, sin embargo, es uno de los países con menos trabajadores quemados. Lógicamente, esto habla de cómo hay otras variables muy importantes en la prevención del burnout. Como explican desde Cinconoticias, pueden ser variables culturales o incluso de gestión empresarial. Sea como sea y aunque en menor cantidad, los hay. ¿Eres uno de ellos? ¿No estás seguro? Aquí tienes unas cuantas señales para detectarlo.