‘The Anguished Man’: el cuadro maldito que fue pintado con sangre humana

‘The Anguished Man’ es un cuadro de autor desconocido que lleva más de 20 años intrigando a la comunidad de internet por los sucesos paranormales que ocurren en torno a él

Si hubiera que pintar el rostro del horror más absoluto, probablemente se parecería al que aparece en el cuadro ‘The Anguished Man’ (‘El hombre angustiado’). Conocido en el mundillo creepypasta desde hace aproximadamente 20 años, este lienzo propiedad de un señor inglés llamado Sean Robinson tiene el dudoso mérito de estar considerado entre los objetos encantados más inquietantes del mundo. Según cuenta su propietario, el cuadro fue una herencia recibida de su difunta abuela que, a su vez, lo había recibido de un amigo que quería deshacerse de él. Su autor es desconocido pero lo que todos sus propietarios saben es que el pintor mezcló su sangre con los pigmentos para suicidarse poco después de acabarlo. 

Los ojos queriendo salir de sus órbitas y la boca desencajada serían un grito desesperado de una persona que sabía que daba sus últimas pinceladas en la vida y que dejaba su angustia reflejada en su última obra. Un testamento tenebroso que daría cuenta de su sufrimiento en vida a futuras generaciones. Más allá de que la obra recuerda claramente a ‘El Grito’ del noruego Edvard Munch, el misterio ha envuelto a ‘The Anguished Man’ desde que alrededor de 2015 su propietario afirmara que está embrujada y subiera un vídeo a Youtube para intentar demostrarlo. Al parecer, la imagen emite extraños sonidos y fenómenos del tipo poltergeist cada noche. Desde puerta que se cierran, hasta golpes sin sentido que retumban en la habitación pasando por una cámara que se cae inexplicablemente del trípode si se le intenta grabar.

Incluso en uno de los vídeos en su canal de Youtube, el señor Robinson pareció grabar un ente luminoso que durante una fracción de segundo parece tomar forma humana. Sin embargo, las sospechas de fake siempre han rodeado al cuadro y a su propietario llegándose incluso a sospechar que habría montado toda la historia para asegurarse una jugosa venta o vender la historia a alguna productora de cine. Sin embargo, en unas declaraciones de 2015, el propietario aseguró que el cuadro jamás saldría a la venta y que los ejemplares en Ebay eran falsificaciones del original que estaba “a buen recaudo”. 

“Puedo asegurar que la pintura encantada está bajo llave en un lugar seguro y no tengo ninguna intención de venderla. Sería algo peligroso y tampoco sería buena idea que nadie pusiera sus manos sobre ella porque es muy activa y siempre ocurren cosas extrañas a la gente que ha estado en la misma habitación o, incluso, en la misma cada que la pintura”, aseguró Robinson. Sea como sea, el rastro de esta espeluznante imagen se había perdido desde 2018 hasta que, en las últimas semanas, el canal de Youtube ha comenzado a emitir las sesiones de espiritismo e investigación de un grupo de estudios paranormales conocido como Team S.P.I.R.I.T al más puro estilo documental de Netflix. Gracias a los vídeos hemos podido saber que el cuadro se encuentra en el sótano de una casa en la localidad de Cockermouth, en el condado de Cumbria, al norte de Inglaterra. 

No vale mucho la pena comentar los resultados de las investigaciones de estos “expertos” en lo paranormal ya que el vídeo habla por si solo. Sin embargo, lo que les quedó claro a todos es que el lienzo tiene una “energía adherida” a él que no es nada positiva y que ataca a todo aquel que se le acerca. “Me ha ayudado mucho a entender qué pasaba con el cuadro y por qué tanto dolor en los últimos años… sigo queriendo saber qué es eso que está conectado con el cuadro y por qué no quiere irse”, asegura el señor Robinson al final del vídeo que mantiene firme su decisión de esconderlo del público para evitar que su energía haga daño a alguien. Por lo visto, el misterio está muy lejos de resolverse.