"Text neck" y las enfermedades tecnológicas que nos van a joder

Las "enfermedades tecnológicas" son y serán unas de las responsables de nuestros problemas de salud tanto físicos como psicológicos en el siglo XXI. Y es que el uso excesivo de los teléfono móviles, las tabletas y los ordenadores nos va a perjudicar más de lo que nos pensamos. Ahora se ha sumado otro nombre a la lista de dolencias provocadas por la tecnología: el síndrome del "Text neck", provocado por el uso prolongado del móvil en una mala postura. ¿Tienes algunas de estas molestias? Toma nota y haz lo posible por preverlas.

"Text neck"

Se trata de un dolor que comienza como una tensión en el cuello y una debilidad en la espalda, y luego siguen fuertes dolores de cabeza. Es causado por una mala postura corporal por mucho tiempo, con la pantalla a la altura de la barriga y la cabeza paralela al suelo. Consecuentemente, esto provoca dolor de cabeza originado en las cervicales debido a la presión que se ejerce sobre la parte delantera y del cuello y la nuca. Y es que, según la revista Surgical Technology International, inclinar la cabeza 60 grados implica un esfuerzo muy grande para la espalda, equivalente a cargar sobre los hombros 27 kilos. He ahí la explicación de tanto dolor.

Solución: mantener el tronco y la cabeza derechos y levantar el teléfono para verlo de frente, sin inclinar el cuello. Otra posibilidad es usar un soporte para que el móvil o la tableta se vean desde una posición más apropiada.


"Whatsappitis"

Es como se llama a la tendinitis de dedos provocada por el uso del teclado de las pantallas táctiles de los smartphones. La empezaron a sufrir muchas personas por escribir textos que mandaban por WahtsApp, sobre todo en los pulgares. Esta tendinitis, científicamente llamada "Tenosinovitis de Quervain y Rizartrosis del pulgar", era una artrosis muy típica de las mujeres que cosían, y ahora, después de muchas décadas y muchos cambios tecnológicos, vuelve por otro motivo muy distinto.

Solución: utilizar las dos manos para escribir, intentar situar la muñeca en una posición neutra y enviar más notas de voz en vez de servirnos siempre de mensajes de texto.

El Comercio

Hay otras enfermedades físicas diagnosticadas hace años, como el "Síndrome del Túnel Carpiano", causado por el abuso del chat, que ocurre cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca, causando entumecimiento, dolor, hormigueo y debilidad en la mano afectada. Pero también existen muchas enfermedades psicológicas que se han creado a causa de las nuevas prestaciones y avances tecnológicos:

"El Síndrome de la llamada imaginaria"

Hasta el 70% de las personas han sentido en algún momento de su vida que su teléfono vibra, cuando en realidad nunca sucedió. La razón es que nuestro cerebro asocia cualquier vibración con nuestro móvil.


"Nomofobia"

Este término, creado a partir de las palabras "no", "móvil" y "fobia", habla por sí mismo: describe la angustia causada por no tener acceso al teléfono móvil. Por ejemplo, el pánico de salir a la calle sin este, ya que los "nomofóbicos" viven permanentemente conectados a Internet y se angustian al pensar que serán excluidos de algún tipo de grupo social virtual. Este malestar puede variar desde una ligera sensación de incomodidad hasta un ataque grave de ansiedad.


"Depresión de Facebook"

Tristeza provocada por la desatención de los contactos de la red social Facebook. Existen personas que suelen deprimirse porque sus contactos no le hablan o no le comentan sus publicaciones o fotos.


"Efecto Google"

Ocurre cuando el cerebro de una persona se niega a almacenar información, ya que sabe que existe el buscador de Google, donde siempre se puede encontrar todo lo que se necesite.


"Phubbing"

Se da cuando una persona no puede evitar mandar mensajes o simplemente navegar por la red sin importarle las personas que tiene al lado o la circunstancia en la que se encuentra.