La técnica japonesa de las 5S para mejorar tu vida

Ser lo más productivo que puedas es una de las piezas clave que harán que conserves tu trabajo (básicamente, porque si no sacas la faena te ponen de patitas en la calle). Conocer al dedillo tus tareas es lo que marca, en gran medida, cómo de efectivo vas a ser. Pero hay otros factores que pueden influir directamente en lo productivo que seas, y tu entorno es uno de ellos.

El método de las 5S es una técnica japonesa de trabajo que se aplica con éxito en muchas empresas e incluso en los colegios, y que tú también puedes también usar para mejorar tu rendimiento. Todo gira alrededor de la buena organización del espacio de trabajo: una zona ordenada, limpia y sin distracciones te ayudará a mantener la concentración y, por tanto, a hacer mejor y más rápido lo que sea que estés haciendo. Hasta aquí seguro que no te he descubierto nada nuevo. Pero ahí te dejo las 5S.

Primer paso: 'Seiri' = organización

Mira a tu alrededor y pregúntate cuántas de las cosas que tienes cerca son realmente necesarias para tu trabajo. Sin ir más lejos, si trabajas con un ordenador haz un repaso de la cantidad de iconos y programas que sabes que no vas a utilizar para trabajar y todo lo que haya en tu mesa. Esos programas no solo ralentizan el rendimiento de la máquina, sino también el tuyo al hacer que tu vista tarde más en detectar lo que te hace falta. Del mismo modo, un espacio de trabajo con cosas innecesarias por medio hace que vayas más despacio.

Éxito, trabajo, actitud, codigo nuevo

Segundo paso: 'Seito' = orden

Una vez te has desecho de todo aquello que no necesitas, lo que debes hacer el decidir dónde colocar lo que sí vas a utilizar. Se trata de buscar para cada cosa un lugar al que puedas acceder fácilmente y, una vez la hayas utilizado, volver a dejarla en ese sitio. Cada objeto debe tener una ubicación fija, de manera que siempre sepas dónde está y no tengas que perder tiempo buscando. Parece algo muy tonto, pero la desorganización es una de las principales maneras de perder tiempo.

Tercer paso: 'Seiso' = limpieza

Un ambiente limpio es positivo a nivel mental. No mola trabajar en un sitio que está sucio, porque estás a disgusto y no te apetece trabajar en él. Mantener tu lugar de trabajo en buen estado no solo tendrá efectos a la vista de los clientes si estás de cara al público, también tendrá efectos positivos en tus motivación.

Éxito, trabajo, actitud, codigo nuevo

Cuarto paso: 'Seiketsu' = higiene

Mantén esa limpieza. No basta con limpiar una vez cada dos semanas a fondo porque, de hecho, es mucho más sencillo hacer un repaso diario. Por otro lado, la visualización se trata de hacer repasos periódicos al material y a los sistemas de trabajo de manera crítica para asegurarte de que en todo momento los materiales y la manera de hacer las cosas son lo más eficientes posible.

Quinto paso: 'Shitsuke' = disciplinado

Pero disciplina no en plan 'golpe de remo' si haces algo mal. Es más una cuestión de querer hacer las cosas bien y mejorar continuamente, de no acomodarse en unos hábitos y evolucionar por poco que sea, de manera que siempre serás lo más efectivo posible.