Sweetie, la niña virtual que persigue pederastas en la red

Se llama Sweetie, tiene 10 años y es de origen filipino. Se trata de una niña virtual creada por una ONG holandesa, Terre des Homes, con el objetivo de perseguir pederastas en la red. El australiano Scott Robert Hansen se convirtió en 2013 en el primer condenado por acoso a menores gracias Sweetie, que le hizo creer que era una niña real que cumpliría sus fantasías a cambio de dinero.

Aquello solo fue el comienzo. Después de él, otros 20.000 hombres se pusieron en contacto con ella y, más tarde, los técnicos de la ONG consiguieran identificar a un millar de ellos en 71 países porque habían facilitado datos relevantes durante las conversaciones. Una información que después pasaron a la Interpol para que el trabajo de Sweetie fuese una ayuda en la lucha contra el abuso de menores.

"Esto demostró que es un problema global. Nosotros estamos trabajando por la prevención. Si quitas el anonimato a los delincuentes, les quitas la protección”, explicó a El País Hans Guyt, portavoz de Terre des Hommes, al hablar de unos resultados que prueban que Sweetie es crucial para, en la medida de lo posible, acabar con esta infame práctica. Es por ello que los responsables de la iniciativa quieren que su trabajo salga de las paredes de la ONG para que colabore regularmente con la policía.

En estos momentos, la nueva ley sobre el cibercrimen está siendo debatida en el Senado holandés. Aunque, según Guyt, todo apunta a que permitirá que Sweetie sea un miembro más del cuerpo de policía, las diferencias entre algunos partidos políticos hacen que la ley lleve cinco años discutiéndose. La principal es la posibilidad de que la policía pueda hackear los ordenadores de los sospechosos. "Los partidos más liberales consideran que esto es una invasión de la privacidad, mientras que los de corte religioso (Partido demócrata cristiano y la Unión Cristiana) son los que ejercen presión para aumentar el control en la red", apunta al mismo diario Guyt.

Sweetie no eligió nacer en Holanda, sino que le tocó porque es uno de los países en los que es más urgente combatir la pederastia. Es la única nación de todo el planeta que ha llegado a tener un partido político que se presentaba sin tapujos como pederasta y, según el último informe anual de Unicefes uno de los cinco que acumulan el 92% de las webs pedófilas del mundo. Esperemos que Sweetie salga pronto a patrullar la red y que consiga reducir esta terrible cifra.