El superproyecto de Jeff Bezos para conseguir la fórmula de la inmortalidad

El multimillonario Jeff Bezos ha apostado fuerte por la nueva empresa de biotecnología, Altos Labs, que intentará encontrar la fórmula de la inmortalidad aplicando las técnicas de Shinya Yamanaka. 

La inmortalidad siempre ha sido el gran anhelo de los supervillanos de series y películas, pero la realidad siempre acaba por superar a la ficción y parece que algunas de las personas más poderosas del planeta se han sumado a este sueño imposible… o no. El último de ellos ha sido Jeff Bezos, el ex consejero delegado de Amazon y una de las personas más ricas del mundo, que se ha propuesto dedicar una parte de su enorme fortuna en el proyecto de biotecnología más ambicioso de la historia.

En concreto, la empresa Altos Labs se centrará en “la programación del rejuvenecimiento celular para restaurar la salud y la resistencia de las células, con el objetivo de revertir las enfermedades para transformar la medicina”, es decir, lograr revertir el deterioro de nuestro cuerpo para vivir eternamente o, al menos, durante muchísimos años más que en la actualidad. Para ello, Altos Labs ha tenido que seducir no solamente a Jeff Bezos sino al multimillonario ruso Yuri Milner, uno de los mecenas de Facebook y la red social rusa VK. 

En total, se calcula que la empresa biotecnológica consiguió unos 3.000 millones de dólares en el primer día de la ronda de financiación. Casi nada. Y es que el equipo de expertos con el que cuentan no es cualquiera, entre sus miembros se encuentran exmiembros de gigantes de la investigación médica y las farmacéuticas como GlaxoSmithKline o Genentech. Curiosamente, dos de sus principales científicos serán los españoles Manuel Serrano y Juan Carlos Izpisua quienes, al parecer, tendrán salarios superiores al millón de dólares anuales.

La tecnología que emplearán en Altos Labs, bautizado así en honor a la lujosa urbanización de lujo en la que reside Yuri Milner, consistirá en la implementada por el japonés Shinya Yamanaka, ganador del Nobel de Medicina en 2012, consistente en ‘rebobinar’ células adultas hasta el estado de células embrión. De hecho, el japonés actuará como presidente del consejo científico asesor de la empresa. Otros grandes fichajes son el biólogo alemán, Wolf Reik, y el estadounidense Richard Klausner quien fue director del Instituto Nacional del Cáncer en ese país. 

En resumen, parece ser que algunos de los bolsillos más acaudalados del planeta están más que dispuestos a dar un cheque en blanco a las mentes más potentes del mundo en el terreno de la biomedicina para lograr la fórmula de la inmortalidad. Ahora faltará por ver lo que tardarán en lograr los primeros resultados y si Jeff Bezos, uno de los principales inversores del proyecto, será uno de los primeros seres humanos ‘eternos’ de la historia.  ¿Viviremos en un futuro en el que solo los multimillonarios se libren de la muerte mientras el resto seguimos siendo meros mortales? Lamentablemente, tiene toda la pinta.