Ryanair pone en marcha su nueva y restrictiva política de equipajes

Viajar y descubrirse a uno mismo en rincones desconocidos es una de las motivaciones más potentes que los jóvenes albergamos, algo que da sentido a nuestras vidas, que nos empuja a seguir adelante. Y, hacerlo económicamente, sin que nos tiemble la cuenta bancaria a final de mes, es una necesidad fundamental. Por eso, la nueva política de equipajes de Ryanair la más restrictiva de todas hasta el momento, supone un jarro de agua fría para tus aspiraciones aventureras. A partir de hoy, 15 de enero, los clientes que no contraten el embarque prioritario solo podrán subir al avión un pequeño bolso o mochila con los artículos y documentos personales.

avion-ryanair-codigo-nuevo

Se acabó, por tanto, aquello de subir al avión con la maleta de mano. A partir de ahora, los agentes de Ryanair tomarán nuestro equipaje en la puerta de embarque y lo bajarán de forma gratuita a la bodega del avión, donde viajará alejado de nosotros. A no ser, claro está, que decidamos adquirir el Embarque Prioritario por cinco euros en el momento de la reserva o por seis euros en cualquier otro momento y hasta 30 minutos antes de la salida del vuelo a través de la aplicación de Ryanair, lo que permitiría subir al avión hasta dos bultos de mano.

cola-ryanair-codigo-nuevo_opt

A cambio de esta nueva política restrictiva, la popular aerolínea low cost aumentó desde el pasado septiembre el peso permitido de las maletas de 15 a 20 kilogramos, además de rebajar el precio de facturación de las mismas. Gracias a esto, facturar una maleta de 20 kilos se ha reducido de 35 a 25 euros. Todo, explican desde la compañía irlandesa, con la intención de "animar a más clientes a facturar sus maletas", ya que según cuentan no hay suficiente espacio en los compartimentos de cabina para tanto equipaje, lo que causa retrasos en los embarques y vuelos. Si toda esta estrategia beneficia o perjudica a los clientes lo sabremos con el tiempo.