La rutina matutina de Tim Ferriss para maximizar su productividad

Es posible que de entradas este titular no te diga nada porque te falte la información clave: ¿Quién es Tim Ferriss y por qué me va a interesar a mi su rutina? Pues bien, este caballero del que queremos imitar sus actividades matutinas, es un conocido escritor, empresario y gurú de los discursos motivacionales afincado en Sillicon Valley que basa cada una de sus páginas y conferencias en su propia experiencia. Montó una empresa que alcanzó el éxito y publicó el libro La jornada laboral de 4 horas que, tras ser rechazado por 25 editoriales, se convirtió en un best seller internacional.

Tim Ferriss es un filántropo que, además de tener la capacidad de vivir con el éxito adherido y saber enseñar el método, tiene el anecdótico récord Guiness de dar la mayor cantidad de vueltas (37) de tango argentino en 1 minuto. Durante su recorrido profesional, Ferriss ha podido conversar con cientos de personalidades exitosas de distintos campos, a quienes preguntaba acerca de su rutinas, las ponía en práctica y ajustaba a su realidad para empezar la mañana con los mejores ingredientes para disparar la motivación.

Precisamente por eso, Ferriss cree que las rutinas de la mañana deben seguirse de manera estricta y con ello no solamente estar más motivad@ desde que pones los pies fuera de la cama, sino evitar perder el tiempo pensando en qué hacer ese día. Este es el orden con el que empieza la jornada un hombre de éxito.

Hace su cama

Este primer paso para una rutina matutina y se lo enseñó el orador y sacerdote hindú, Dandapani. Un acto tan automático como hacer la cama al despertarnos activa las neuronas y nos regala un primer instante de orgullo al ver la primera tarea del día bien hecha. Para el autor americano, hacer la cama es como recibir una primera palmada en la espalda que genera una pequeña dosis de autoestima.

Medita durante 20 minutos

Hemos hablado mucho de los beneficios de la meditación en cualquier rutina diaria. De hecho, meditar unos minutos es una parada imprescindible en cualquier lista sobre hábitos que empujan hacia el éxito. Como era de esperar, Ferriss medita todas las mañanas durante 20 minutos, seguido de un período de relajación de dos minutos.

Puedes utilizar el estilo de meditación que más se adapte a tu ritmo, desde la Meditación Trascendental a la Meditación Vipassana, así como las decenas de corrientes y alternativas que practican profesores dentro y fuera de Youtube.

Bebe una taza de té potente

La palabra “potente” alude a una versión de té que se inventó el propio Ferriss y que denominó "Té de titanio" porque la combinación le despertaba mejor cuerpo y mente que ocho litros de café en vena. La receta es la siguiente: una cucharadita de té negro, otra de té verde, cúrcuma y virutas de jengibre. Añades el agua caliente y dejas reposar unos dos minutos. Una vez servido en la taza, añade dos cucharadas de aceite de coco.

Vacía la mente en una hoja

Tim Ferriss dedica entre cinco y diez minutos a evacuar la mente en una hoja en blanco. Escribe los pensamientos que se te cruzan por la mañana, desde las cosas por las que está agradecido a las ideas que te pueden generar cierta ansiedad. De esta manera podrás dejar atrás todo lo que te atormenta y visualizar aquello que te motiva.

Toma un desayuno breve

A Ferriss le gusta arrancar el día ligerito y toma un desayuno con alto contenido en fibra y proteínas. Cada uno que elabore su plato preferido, pero no te vengas arriba con las grasas y tampoco le des mucho trabajo al aparato digestivo de buena mañana. Un desayuno demasiado pesado nos haría sentirnos todavía más perezosos y somnolientos, además, de hacernos perder tiempo preparándolo.

Hace deporte entre 20-90 minutos

Ferriss defiende practicar deporte por la mañana, entre 20 y 90 minutos dependiendo de la disponibilidad que tengas cada día. El ejercicio puede ser el que más te guste, desde montar una bicicleta al running, yoga o levantar pesas. Tú decides.

Esta rutina no es lo único que ha convertido a Tim Ferriss en un empresario que lleva al éxtio cada proyecto que toca, detrás de sus aciertos y de esas 37 vueltas bailando tango argentino, hay trabajo, constancia y ganas. Pero, para que estas tres patas se anclen al suelo, una buena rutina por la mañana es fundamental. Prueba, no pierdes nada.