Rusia Retira Un Monumento De Steve Jobs Por La Homosexualidad De Tim Cook

Que Rusia sea un país que vulnere todos los derechos y libertades de las personas homosexuales no es algo nuevo, sin embargo en esta ocasión ha querido dar un paso más allá. No por la realidad o crueldad del acto en sí, sino por el trasfondo político y social que esconde. ¿Mantener una relación de amistad o de trabajo con un gay o lesbiana también se persigue? Parece que sí.

Tim Cook es el actual CEO de Apple y hace unos días ha declarado abiertamente que es homosexual, hasta aquí todo normal, aunque el Kremlin, al que ni le va ni le viene, no piensa lo mismo. Hace un par de años el ejecutivo de Putin levantó un gigantesco monumento con forma de iPhone en el que podía verse una imagen del fallecido Steve Jobs. Todo un guiño y un sentido homenaje hacia uno de los fundadores del gigante Apple. No obstante, parece que al país de los zares no le ha gustado la condición sexual de Tim Cook, ni tampoco que una persona a la que le han rendido tributo se relacionase con un homosexual. ¿Cuál ha sido la decisión? Retirar el monumento de forma tajante e inmediata.

La ley contra la propaganda homosexual existe en Rusia, con medidas que van desde la prohibición de que homosexuales extranjeros adopten a niños rusos hasta la legalidad de quitar la patria potestad de los hijos a personas que, incluso a posteriori, se declaren abiertamente homosexuales o mantengan algún tipo de relación esporádica. Pero eso no es todo, ¡porque además se les impide hasta donar sangre!

El caso del monumento a Steve Jobs, que se encontraba en la Universidad de San Petersburgo y tenía una altura de 1,80 metros, quizá llame más la atención porque parece que el Gobierno de Putin se muestra tajante no solo con la homosexualidad, sino con cualquier persona que se vincule social o laboralmente con estas personas. La medida ha causado un gran revuelo en los colectivos LGBT e incluso ha sorprendido a muchos rusos por los niveles de extensión que está alcanzado la ley contra la propaganda homosexual.

Si siguiésemos la misma lógica para todo, quizá se quedasen sin monumentos en el país. Ya no es solo combatir la homosexualidad, sino que esta caza de brujas se ha convertido en toda una amenaza para cualquier círculo heterosexual que rodee a estas personas.

Crédito de la imagen: alt1040.com