Todo va sobre ruedas: Madrid se mueve en bici

Por fin, Madrid se une a una de las medidas más deseadas por los amantes de la bicicleta y ya sigue los pasos de otras grandes ciudades europeas, como Barcelona (Bicing), Londres (Barclays Cycle Hire) o París (Velib'). El Ayuntamiento de Madrid ha estrenado las bicicletas de uso compartido que recorrerán las calles de la capital española. Esta iniciativa, que se llama BiciMAD, ya está disponible.

El sistema es sencillo. Si quieres desplazarte sobre dos ruedas, tan solo tienes que coger una bicicleta en una de las diversas estaciones repartidas por la ciudad y depositarla en la más cercana a tu origen. Son todo ventajas, así que, ¿habría algún motivo por el que no montar en bici? Más bien todo lo contrario. En primer lugar, porque la salud lo notará; si estás abocado al sedentarismo, hacer un poco de pedal les vendrá muy bien a tus piernas y pulmones. ¡Aún somos jóvenes! Venga, Mileniales, que no hay excusas que valgan, los achaques aún no nos han llegado. Asimismo, el bolsillo también se verá recompensado ante unos precios tan económicos. Las tarifas de metro y de autobús se han desorbitado, mientras que esta alternativa de transporte ofrece abonos desde 25 euros anuales o incluso 15 si tienes la tarjeta de transporte público y quieres compaginarlo; ¡sí, al año, no hace falta sacar la calculadora para darse cuenta rápidamente de que compensa, y mucho! Y, al margen de todas estas ventajas, también puedes aportar un granito de arena a la Tierra, porque se trata de un medio ecológico y no contamina. Entonces, ¿te animas a pedalear? Dependiendo de la ruta, también puedes ahorrar tiempo y no tendrás que depender de la frecuencia del transporte público, ahora que la han reducido tanto alegando falta de pasta.

El Ayuntamiento está ampliando la red y creando nuevos carriles-bici, pero lo que realmente hace que estas bicicletas sean revolucionarias son otros motivos; por ejemplo, que incorporen un pequeño motor electrónico para ayudar al pedaleo. Eso sí, a gusto del consumidor, para que no sudes mucho la camiseta, y con una autonomía de 70 kilómetros. Aunque si eres más tradicional, siempre puedes desactivar esta función. ¿Qué se consigue con esto? Incentivar a muchos ciclistas potenciales que duden entre cogerla o no ante orografía madrileña; hay muchas cuestas. De modo que ya no hay excusas, nunca había sido tan fácil coger la bici... o tan difícil negarse a subirse en una.

Crédito de la imagen: tumblr.com