Este 'robocop' español ya patrulla las calles de Dubai

La policía de Dubai cuenta desde esta semana con un nuevo miembro entre sus filas. Pero este no ha tenido que superar unas pruebas físicas ni someterse al examen de ninguna oposición. No lo ha hecho porque ha sido programado para cumplir todas las funciones de forma mecánica. Mide 1,67, pesa 99 kilos y su cuerpo está formado por acero y un complejo sistema informático. El nuevo agente, aunque de aspecto humanoide, es un 'robocop', un robot que ha colocado al cuerpo de policía de Dubai a la vanguardia de la seguridad y que ha sido, para más señas, fabricado por una empresa catalana. 

Pal Robotics ha desarrollado todas las aplicaciones y las ha condensado en el modelo REEM. Su aspecto es un tanto inquietante: sin sonrisa, con dos 'ojos' negros y con una pantalla táctil incrustada en su pecho. Ha comenzado a dar servicio en centros comerciales y puntos turísticos de la capital de los Emiratos Árabes, y está listo para recibir las quejas y sugerencias de los ciudadanos, además de realizar grabaciones y enviarlas directamente a la comisaria, pretendiendo abortar situaciones de peligro.

"Actualmente, la mayoría de las personas van a las comisarías, pero con esta herramienta podemos atenderlas de manera más eficiente las 24 horas de todos los días", aseguraba Khalid Al Zarooqui, director del Departamento de Servicios Inteligentes de la Policía de Dubai, en un comunicado. El objetivo es que, antes de 2030, más de el 25% de los agentes sean también robóticos, utilizando nuevos modelos para dirigir el tráfico y para combatir delitos de diversa índole, siempre sirviendo de apoyo a los policías humanos.

El REEM patrulla, vigila y disuade, aunque no porta armas. Una línea roja importante pensada para evitar que cualquiera pueda hacerse con una pistola de forma sencilla y pueda sembrar el caos. Y se abren ahora las siguientes cuestiones: ¿hasta qué punto confiar en soluciones tecnológicas para determinados asuntos resulta adecuado?, ¿qué repercusión tendrá esta tendencia en los índices de paro? Aunque estos ingenios amplían el mundo del mercado laboral implementando nuevas profesiones, otros ven en ellos el motor para desaparezcan labores hasta ahora tradicionales. Todo comienza a parecerse peligrosamente a un capítulo de Black Mirror, y será el tiempo el que determine la configuración de las nuevas sociedades 'posmodernas'.