La respuesta de Zara a una niña que quería ser modelo de ropa masculina

Con tan solo siete años, la británica Eliza Brichto no se ha dejado llevar por unas normas sociales que dicen que las niñas llevan vestido y los niños pantalones. Siempre le ha gustado la ropa ‘de niño’, así que la semana pasada se armó de valor y le escribió una carta al grupo Inditex pidiendo ser modelo de su colección masculina. 

"Querido Zara, Me llamo Eliza y tengo siete años. Te escribo porque me gustaría ser modelo de Zara Boys. Podrás pensar que es un poco raro que una niña lleve ropa de niño, pero permíteme contarte la historia. Cuando tenía cuatro años eché un vistazo en Zara Girls pero no me convenció la ropa; luego hice lo mismo en la sección de chicos y me encantó. Ahora, solo compro ropa allí. Soy tu fan número uno, por favor, acepta mi oferta para ser vuestra modelo en la sección Zara Boys", dijo en una carta en la que habló de la realidad de muchas niñas y niños que no creen que su género deba indicarles como vestir.

zara

La petición de Eliza conmovió tanto a las redes que acabó haciéndose viral. Pero eso no es todo. Su notoriedad se agudizó cuando la compañía le contestó con una respuesta que fue motivo de celebración.  "¡Buenas noticias! ¡Hemos recibido respuesta de Zara y han invitado a Eliza a su sede en España para visitarla, conocer a sus diseñadores y hablar con ellos sobre su carta! Iremos dentro de una semana", compartió en Facebook su madre Jess Brichto rebosante de felicidad.

A Jess no le faltan motivos para estar contenta, ya que con esta petición su hija tiene la intención de ayudar a todas las niñ@s que se sienten como ella. Como dijo a The Independent, "decidió que quería ser modelo de Zara Boys para mostrar que las niñas también podían usar su ropa, y alentar a otras a hacerlo, ya que estaba preocupada de que se estaban perdiendo".

Aunque, lo que es más importante, es que con este gesto ha demostrado ante las redes que es fiel a sí misma y a sus ideales. "Eliza siempre ha sido ella misma, y muy segura de lo que le gusta y no le gusta", añadió su madre en la misma entrevista. Por si fuera poco, junto a la carta Eliza envió a la compañía fotos suyas posando con ropa de Zara Boys. Esta semana, podría hacerlo de nuevo al visitar las oficinas centrales de Inditex. Y, quién sabe, quizás cumpla su sueño de convertirse en la primera niña en posar con ropa de chico para el gigante gallego y sea en un ejemplo para todas las niñas y niños del mundo.