Respuesta masiva al change.org de los padres de Marta del Castillo y Diana Quer

Hay luchas capaces de unir a toda una sociedad. Y la que están llevando a cabo las familias de Diana Quer, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés, Ruth y José, y Candela y Amaia en la plataforma change.org para impedir la derogación de la prisión permanente revisable, una figura penal que obliga al preso a cumplir 25 años de condena antes de revisarse su posible reinserción en la sociedad, es sin duda una de ellas. Una iniciativa ciudadana, "ajena a cualquier ideología" según explican sus impulsores en el texto que la acompaña, que ha recibido un apoyo tan contundente y súbito que llegó a provocar la caída temporal de la página por colapso y que, en este momento, está a punto de alcanzar las dos millones de firmas.

Y es que desde el pasado mes de octubre, y por iniciativa del PNV, se comenzó a tramitar en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para derogar la prisión permanente revisable introducida por el PP durante la anterior legislatura. La proposición salió adelante gracias al apoyo de toda la oposición —a excepción de Ciudadanos que decidió abstenerse—, que ha llegado a catalogar de "cadena perpetua" esta figura penal. Los afectados, sin embargo, discrepan: "Con esta pena no se renuncia, como algunos creen, a la reinserción del condenado. Países como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Austria o Suiza disponen de una pena similar a la que ahora quieren eliminar en nuestro país".

El objetivo de esta iniciativa popular, señalan sus promotores, es "evitar que se vulneren los derechos más elementales del ser humano y que otras familias tengan que vivir nuestro calvario". Y añaden, en el mismo texto donde solicitan nuestra firma: "Ojalá pudiéramos volver atrás y evitar los trágicos asesinatos de nuestros hijos, pero la dura realidad es que tan solo puede llegar a reconfortarnos un objetivo que queremos compartir contigo y para el que pedimos tu valiosa ayuda. Se trata de evitar la derogación de esta pena excepcional contemplada para casos de extrema gravedad, como por ejemplo el asesinato de menores". Para construir, dicen, una sociedad más segura, más justa y más solidaria.