El relato de la chica que ha convertido su experiencia en el rostro de la depresión juvenil

“Hoy me cepillado el pelo por primera vez en 4 semanas. Estaba enredado y se rompió. Lloré mientras me lo lavé”. Así comienza la publicación de Katelyn Marie Tood, la joven que ha decidido compartir sus sentimientos y abrir su corazón en Facebook para explicar qué es la depresión, cómo se vive con ella y, sobre todo, qué es lo que necesita quien la sufre.

"También me lavé los dientes por primera vez en una semana. Mis encías sangraban. Y también lloré por eso", continúa. Porque la depresión es eso; es, según Katelyn, "mala higiene, platos sucios y un cuerpo dolorido de dormir demasiado", además de un sentimiento de vacío que inunda hasta el último segundo de tu día.

Katelyn quiere que la depresión no sea un tabú, ni para quien la padece ni para quien comparte su vida con alguien que atraviesa su proceso. Y, por eso, no ahorra detalles ni edulcora sus palabras.

"La depresión es llorar hasta que no hay más lágrimas, sollozando hasta que estés jadeando por tu próximo aliento”.

“La depresión es mirar el techo hasta que tus ojos se quemen porque te olvidas de parpadear".

"La depresión está haciendo llorar a tu familia porque piensan que ya no los amas cuando estás distante y distraído".

Pero Katelyn no quiere únicamente explicar su situación. Ella quiere crear conciencia. "“Por favor, no seas duro con tus amigos y los familiares que tengan problemas para encontrar energía para limpiar, salir o cuidar de sí mismos. Y por favor, por favor, tómalo en serio si te hablan de ello”.