La RAE por fin considera que 'sexo débil' es un término despectivo

Después de una intensa campaña en redes sociales y una petición en change.org de una joven de Huelva que suma ya más de 190.000 firmas desde febrero, por fin la Real Academia Española (RAE) se ha decidido a no considerar a las mujeres como el 'sexo débil' sin cuestionárselo ni aclararlo. Hasta hace pocos días, el Diccionario de la RAE recogía esta acepción como "conjunto de las mujeres" sin especificar que se trata de un término machista e insultante, algo que muchas personas consideraban importante recalcar.

Como cada año, la RAE ha revisado sus términos (en concreto 3.345) e incluido algunos nuevos como 'posverdad', 'clicar' o 'postureo'). Entre ellos, este 'sexo débil' que ahora especifican que se utiliza con "intención despectiva o discriminatoria". Pero no solo la definición de sexo débil, recogida esta última palabra como "De poco vigor o de poca fuerza o resistencia" en su primera acepción o "que por flojedad de ánimo cede fácilmente ante la insistencia o el afecto", sino que a los hombres, el 'sexo fuerte', también les han matizado lo suyo. "Usado en sentido irónico", dice ahora la Real Academia. Unas apreciaciones que se mojan poco (en ninguna se incluye la palabra 'machista'), pero que por lo menos ya no hacen sentencias absolutas sobre un género u otro.

“Nunca haremos un Diccionario políticamente correcto, porque eso simplemente lo destruiría”, dice el director de la Real Académia Española, Darío Villanueva a El Español.  Sin embargo, sí se han actualizado y adaptado a una sociedad en la que ningún oficio es exclusivo de hombres o mujeres (y así lo han corregido) y en que ahora todas las palabras definen a 'personas'. 

La jueza ha pasado a ser la 'mujer del juez' en su última acepción

Aunque para algunos esta no sea más que una cuestión menor, la lengua es el reflejo de su sociedad. Así pues, seguir usando términos sexistas o racistas no permite terminar del todo con este tipo de discriminaciones. Un paso pequeño en una lucha grande.