Qué Es La Programación Neurolingüística Y Por Qué Nos Conduce Al Éxito

El manejo y control de la comunicación ha sido desde hace tiempo el objetivo fundamental de psicólogos y, más recientemente, de los llamados coachers.

La búsqueda de técnicas y mecanismos que supongan el dominio del arte de la comunicación se ha basado en buena medida en el descubrimiento de que la inteligencia emocional es básica si queremos lograr cualquier objetivo, más aún cuando este dependa de las relaciones con los demás y de la motivación.

Por estas razones, en la década de los 70 algunos psicólogos lograron estudiar la relación entre la mente, la inteligencia y la comunicación, verbal y no verbal, para tratar de crear un sistema que fuera capaz de persuadir y gestionar problemas. Nacía así la PNL, esto es, la Programación Neurolingüística, de los psicólogos John Grinder y Richard Bandler.

La programación neurolingüística es un patrón de comportamiento aprendido a través de la experiencia, propia o ajena, a través de la cual se establece una estrategia que mezcla comunicación, psicología y desarrollo personal.

Básicamente, lo que busca la PNL es tratar de seducir al interlocutor, aprender a comunicar bien y resolver problemas mediante las emociones, es decir, utilizar una buena dialéctica (junto a una gran estrategia mental) que permita alcanzar objetivos.

Los beneficios de la neurolingüística son variados dentro de todos los campos, siendo objeto de desarrollo en las áreas de negocios, de coaching, familiar… Sin embargo, el influjo de la PNL no está solo sobre el lenguaje y sobre los demás, ya que recientemente muchos coachers o motivadores intentan utilizarla para establecer rutinas y metas que insuflen ánimo y fuerza para conseguir un objetivo claro. Se trata de emplear, mediante el cambio y posterior control de nuestra personalidad, y canalizar todo nuestro potencial hacia la victoria.

Vamos a ver algunos objetivos a los que la PNL puede ayudarnos:

Empresarial

Cada vez es más habitual contratar servicios de consultoría con soluciones PNL para, desde el ámbito interno, mejorar relaciones, resolver conflictos, incrementar el trabajo en equipo, acaparar actitudes de liderazgo y fortalecer la motivación personal; y desde el lado externo, se trata de mejorar las negociaciones con clientes, proveedores, la capacidad de persuadir y redirigir la empresa.


Deportivo

El deporte necesita de una motivación intensa y continua, y la PNL puede ayudar en buena medida a convertir el fracaso en retroalimentación y mejora, a planificar, mejorar y ponderar las fortalezas y oportunidades en una situación adversa. Se suele decir que el éxito en el deporte está en uno mismo.


Personal

Los usos personales van desde la mejora en el tratamiento del estrés y ansiedad, fobias, traumas a mejoras en la comunicación pública o autoestima. También podemos utilizarla en la docencia, creando un sistema óptimo de interrelación que permita un incremento de la calidad de los conocimientos.

Al y al cabo, se trata de estudiar los comportamientos y lenguaje de los similares para hacernos con la información sobre su actitud, y a partir de ahí poder cautivarles, convencerles y ayudarles en su desarrollo personal. El estudio y entreno en la PNL permite que incluso de manera inconsciente podamos reconocer actitudes, acciones y sentidos en los demás que luego podamos utilizar para interactuar con ellos.