Para Ponerte Las Pilas: Los 7 Hábitos De La Gente Eficiente

Uno de los libros que debemos tener en cuenta cuando vamos a empezar un negocio, pensamos en dirigir organizaciones o simplemente tener ciertas dotes de liderazgo es Los siete hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey, escrito en 1989 y con la vista puesta en el mundo globalizado y la apertura internacional que se vislumbraba.

El libro ha vendido cerca de 25 millones de copias en todo este tiempo, y  con una mezcla de desarrollo personal, psicología y desarrollo de negocio, conseguimos adquirir principios y acciones éticas que pongan estabilidad en nuestros deseos, de carácter universal.

A través de 7 hábitos, el autor va desarrollando una idea clara de cómo debemos ser y actuar con respecto a nuestra personalidad, grabando a fuego estas conductas. Define hábito como el punto en común de conocimiento, que nos indica qué y por qué hacer cosas; las habilidades, que señalan cómo hacer las cosas, y los deseos o actitudes que muestran la predisposición a realizarlas:

Proactividad

Implica tomar decisiones, adquirir responsabilidad de nuestros propios actos y tener respuestas y margen de maniobra ante cualquier situación. Básicamente nos viene a decir cómo debemos actuar de acuerdo a nuestros principios y valores, y no condicionados por circunstancias temporales, situaciones familiares, laborales ni de ningún tipo. Obrar siempre no dependiendo de los problemas que tengamos, sino de nuestra condición.


El objetivo

Relacionado con el liderazgo propio y la personalidad. Empezar cada día con una idea y llevarla a cabo para conseguir el objetivo final. Debemos saber que los proyectos nacen dos veces, y ambas importantes, una en nuestra mente, mientras lo creamos y construimos; y otra cuando la materializamos y llevamos a cabo. Tener las cosas bien claras, qué queremos en nuestro negocio y conseguirlo.


Poner orden a nuestras necesidades

Establecer prioridades sobre lo que deseamos y necesitamos. Nosotros somos dueños de nosotros mismos y de gran parte de lo que nos rodea, administradores de nuestro camino. Mediante los cuadrantes (que define como guías o plantillas) tenemos que planificar nuestro tiempo eficientemente, discernir lo urgente de lo importante.


Ganar o ganar

Uno de los paradigmas en las relaciones humanas en la ganancia/pérdida cuando se produce un enfrentamiento de todo tipo. El autor señala que se pueden establecer alianzas y pujas en las que todas las partes salgan victoriosas, interdependientes y con ganancias. Frente al ganar/perder, existe la posibilidad de que todos lleguemos a una situación de colaboración, y no de confrontación.


Comprender y ser comprendido

Dedica buena parte del libro a adquirir este hábito, relacionado con la comunicación efectiva y la inteligencia emocional. Básicamente consiste en poner en valor el ganarse las personas, establecer climas de confianza y contactos, aprender primero sobre los demás y nuestras intenciones y después poder explicarlas al resto. Ser empático para que nos entiendan, escuchar para convencer.


Sinergias

Establecer sinergias con todos los grupos humanos de nuestro alrededor, amigos, familia, compañeros… deriva de la idea de que todos juntos suman más que todos por separado. Lo considera sinónimo de riqueza y lo establece como una de las más importantes, ya que el coeficiente intelectual grupal es inmensamente mayor que el originado per se en cada grupo.


Afilar la sierra

Y no tiene nada que ver con un asesinato, sino con la mejora continua, al igual que un afilador mejora nuestros cuchillos. Es preciso, además de conservar y desarrollar los hábitos anteriores, crecer, adquirir nuestras habilidades y mejorar los ya existentes. Al fin y al cabo, el crecimiento personal es una de las ideas básicas del libro, la renovación, que no es infinita y necesita de revisiones periódicas.