El polémico bar que glorifica la figura de Pablo Escobar en Nottingham

Una falta de respeto a las personas que lo perdieron todo por culpa del imperio de la droga que dirigió Pablo Escobar y que también residen en Nottingham

Hay un bar de la ciudad inglesa de Nottingham que ha despertado polémica por llamarse igual que uno de los narcotraficantes más sanguinarios de todos los tiempos: Escobar, según ha publicado BBC Mundo. Eso no es todo. En su interior, también hay un gran mural que parece estar inspirado en Pablo Escobar. Su figura representa un pasado de sangre y muertes cuyo escenario principal fue Colombia y que ha llevado a algunxs colombianxs de la ciudad a pedir al bar, inaugurado el pasado mayo, que cambie de nombre y opte por otra estética estética.

A pesar de las obvias ofensas que el establecimiento puede desencadenar entre las personas que sufrieron o conocieron de cerca el historial criminal de Escobar, que acabó con las vidas de miles de personas, los dueños del bar no ven problema en emular al narcotraficante en sus instalaciones. “Decidimos usar el nombre de escobar porque es un ingenioso juego de palabras, ya que incorpora en el nombre la palabra ‘bar’”, dijeron al mismo medio los propietarios, quienes al mismo tiempo justificaron la presencia del mural escudándose en que “es uno de los tres murales del bar que tratan de traer sudamérica hasta aquí”.

Maria Montoya, que dejó su Medellín natal en 1985, se quedó consternada al descubrir el nombre del establecimiento. "Claramente los propietarios no hicieron su investigación. En Medellín estábamos aterrorizados, teníamos miedo de pasar la puerta. La familia de mi padre fue decapitada porque no dio a Escobar su finca", alertó a BBC Mundo Montoya y, acto seguido, añadió: "¿Y qué le decimos a los jóvenes? ¿Que está bien ser un gangster?”. La opinión de Montoya es similar a la de Katherine Hannignan, residente en Nottingham e hija de una mujer colombiana que conoció de cerca el reinado de terror de Escobar.

"Escobar asesinó a miles de colombianos inocentes, entrenó a niños, violó a mujeres jóvenes y robó tierras a los agricultores, dejándolos sin hogar y hambrientos", recordó Hannignan al medio británico sobre una realidad que, a pesar de ser muy dura, no ha impedido que anteriormente otras empresas o personas también se hayan lucrado con la figura el narco. Son múltiples los servicios que han glorificado a Escobar, y uno de ellos es el ‘Pablo Escobar Tour’, que ofrecía hace unos años una agencia de viajes latinoamericana para llevar a quienes lo desearan a lugares clave en la trayectoria del narco. Bogotá, Medellín, el municipio de Doradal o la Hacienda Nápoles, eran algunos de los atractivos turísticos de este tour, como si no hubiese nada turbio en pisar los lugares donde se perpetraron crímenes o se planearon asesinatos.

Hay más. En los últimos años y, sobre todo a raíz del estreno de la serie de Netflix Narcos en 2015, se han visto en Colombia y otros lugares del mundo merchandising con la cara sonriente de Escobar. Una realidad que, en 2017, llevó al hijo del criminal, Juan Pablo Escobar, a recordar los peligros que conlleva enaltecer la figura de su padre a través de, por ejemplo, series de televisión. "No estoy en contra de que se cuenten las historias relativas a mi padre, pero sí de que se haga de forma que glorifiquen lo que hacía porque eso tiene un efecto muy negativo para la sociedad", señaló Juan Pablo Escobar recordando una verdad que debería ser recordada más a menudo, especialmente por respeto a las personas que lo perdieron todo por culpa del negocio de la droga.