El plan de las mujeres de Hollywood para terminar con el acoso después de Weinstein

Si algo ha marcado al mundo del cine en 2017 ha sido el caso Harvey Weinstein, una puerta que se abrió dejando ver cómo muchísimas mujeres habían sido acosadas sexualmente, boicoteadas al no acceder a los chantajes y obligadas a callar por miedo. Pero, mientras decenas de ellas denunciaron lo que había hecho este poderoso productor de cine, muchas otras (y otros, como en el caso de Kevin Spacey) lo hicieron con sus respectivos acosadores dejando claro que muchas cosas deberían cambiar. Precisamente para cambiarlo este 2018, más de 300 mujeres que trabajan en Hollywood han presentado Time's Up, su iniciativa para terminar con el acoso y conseguir la igualdad de género y racial no solo en su industria, sino en cualquiera.

Time's up on silence. Time's up on waiting. Time's up on tolerating discrimination, harassment and abuse. #TIMESUP. Sign the solidarity letter & donate now to the #TIMESUP Legal Defense Fund. Link in bio.

A post shared by #TIMESUP (@timesupnow) on

Cantantes, productoras, abogadas, directoras, agentes, guionistas o actrices como Jennifer Lawrence, Reese Witherspoon, Eva Longoria o Emma Stone se han unido a este plan que quiere que las mujeres no sigan sufriendo acoso y maltrato sexual al intentar levantar su carrera. "La lucha de las mujeres para que las mujeres accedan, asciendan o simplemente sean escuchadas y acogidas en un entorno laboral dominado por los hombres debe acabar, es hora de terminar con este monopolio", decía ayer la carta abierta que se publicaba ayer, uno de enero, en el New York Time's y que firmaban todas aquellas que se han unido hasta ahora.

Estas famosas han usado sus redes sociales para difundir este proyecto y han contactado con otras de las que asistirán este domingo a los Globos de Oro para que se vistan de negro en señal de apoyo y reivindicación contra la desigualdad de género y racial. "Con demasiada frecuencia, el acoso persiste porque los perpetradores y los empleadores nunca enfrentan ninguna consecuencia", seguía la carta, poniendo el énfasis en otro de los puntos más importantes de la iniciativa: presionar a las empresas que permiten este tipo de hostigamiento sexista y terminar con los acuerdos de divulgación que muchas mujeres deben firmar al trabajar en cine y que les impone silencio también cuando son acosadas.

Pero Time's Up no solo trabaja para conseguir la igualdad para las mujeres de la industria del espectáculo. Después del apoyo que recibieron las víctimas de Weinstein por parte de la Alianza Nacional de Campesinas, también se ha proyectado un fondo de 15 millones de dólares para ayudar legalmente a mujeres con menos recursos que hayan pasado por esa situación. "Si este grupo de mujeres no pueden luchar para que haya un modelo distinto para otras mujeres que no tienen tanto poder ni privilegios, entonces, ¿quién va a poder?", decía la conocida productora Shonda Rhimes al periódico estadounidense. Una red de seguridad y sororidad que supone un paso adelante hacia la igualdad hasta que, por fin, esta llegue.