La ‘pija nazi’ se va a Alemania con la beca de un partido nacionalsocialista

El partido nazi Der III Weig ha pagado la formación y los gastos a la falangista Isabel Peralta, famosa por culpar a los judíos de todos los males en actos con la esvástica
 

La joven Isabel Peralta no escondió su ideología nacionalsocialista cuando se hizo famosa en un acto con la División Azul en el que levantaba el brazo con el saludo fascista y decía que los judíos eran el origen de “todo mal”. Saltó al estrellato e incluso algunos medios españoles la entrevistaron como si su discurso fuera normal. En sus actos se colaban banderas nazis. Ahora esta fascista se irá a Alemania becada por el partido nazi Der III Weig o ‘el Tercer Camino’. 

Lo ha destapado Caso Abierto, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, que cita fuentes policiales para explicar que según han podido saber se va para “completar su formación”. Se fue el 7 de septiembre en un vuelo que salió de Madrid hacia Dusseldorf, capital del lander de Renania del Norte-Westalia y uno de los lugares donde más fuerza tiene este partido.

El partido antecesor a Der III Weig, Combat 18, fue prohibido en Alemania por su apología del nazismo. Pero la extrema derecha más peligrosa se ha reformulado con este partido al que la fiscalía alemana ve “un riesgo potencial”. Sus miembros se forman en artes marciales y el partido liberal, FDP, ya ha pedido que se examine su prohibición. Entre las técnicas de propaganda y combate que Peralta aprenderá en Alemania podrían estar estas artes marciales. 

La fiscalía española también pidió que se imputara a Isabel Peralta, que solo tenía 18 años por entonces, por delito de odio después de sus declaraciones. Mientras prosigue la investigación, recibirá formación de un partido que organizó marchas en favor del criminal de guerra nazi Erich Priebke, descubierto y procesado en 1996 y condenado a cadena perpetua por participar en una matanza en Italia en 1944. El presidente del partido en el que se formará Peralta es Klaus Armstroff, un electricista que viene del viejo partido neonazi NPD. En él también hay militantes de FNS, un grupo prohibido en Alemania hace siete años. 

A Peralta sus compañeros fascistas le dieron una fiesta de despedida en Madrid antes de irse. Durante este otoño, el partido ha organizado grupos de patrullas ciudadanas para localizar e intimidar a refugiados políticos en el estado de Brandemburgo. En ese ambiente, a gastos pagados y como “embajadora” del fascismo español en Alemania, está ahora ya hace un mes Isabel Peralta. El nazismo intenta expandir sus redes y su visión racista y violenta de la sociedad. Y esta joven española ha decidido que esta es también su guerra.