Pagar Por Compartir: 6 Consecuencias Inevitables Del Nuevo Canon

El Senado, sin hacer demasiado ruido, ha dado el visto bueno a una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual; todo ello debido a la mayoría absoluta del PP y causando otro gran revuelo social. Esta medida pretende regular las noticias que difunden los agregadores (como Google News o Menéame) o las redes sociales (Facebook o Twitter), ya que el Gobierno considera que se aprovechan de los contenidos que incluyen, algo que vulnera a la Propiedad Intelectual de AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles); y claro, eso se debe pagar, por lo que se pretende aplicar un canon.

Algunos expertos ya han puesto el grito en el cielo, porque esta medida puede revolucionar Internet de una forma catastrófica. Unos pocos harán negocio a costa de unos muchos que verán un acceso a la información mucho más mermado.

Caos en Internet

El texto emitido por el Gobierno es muy ambiguo, habla de «fragmentos no significativos de contenido». Por ejemplo, Google News incluye el titular, unas líneas y una foto, ¿pero es eso significativo? Se entiende que sí, pero el Ejecutivo no lo deja nada claro. ¿Y si se reformulan los titulares y la introducción? ¿Qué pasará entonces?


Creative Commons

No hay ninguna excepción, o al menos este tipo de licencia no contempla ninguna por el momento, de modo que ni siquiera se libran de la quema los Creative Commons, los cuales permiten compartir toda su información gratuitamente.


Irrenunciabilidad del derecho

Por ejemplo, si tienes un blog y Google News te enlaza, AEDE cobrará un recargo a Google; si a ti solo te interesa un enlace, estupendo, ahí lo tendrás. Pero si no quieres que se cobre porque te parece injusto o has dado tu consentimiento, entonces tendrás que reclamarlo a la AEDE porque esta gestión se realizará así por defecto.


¿Adiós a los agregadores en España?

Google News acaba de anunciar que no descarta cerrar su portal, pero antes esperará a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y a que se termine de definir la ambigüedad del Ejecutivo. Al fin y al cabo, todo son números, y Google no está dispuesto a perder millones.


AEDE y cia

AEDE ya se está frotando las manos porque ve mucho dinerito fresco, pero no son los únicos, puesto que grandes grupos empresariales como el todopoderoso PRISA también van a pescar algo. Si alguien quiere compartir información, que lo pague, de modo que esta asociación y todos los que están detrás presuponen que van a crecer sus arcas.


Usuarios

De un modo u otro, la propia sociedad es la que sale perdiendo. Los usuarios notarán como les llegan menos contenidos porque los agregadores no querrán publicar tanto; por lo tanto, esto repercutirá en un acceso a la información más reducido.

Crédito de la imagen: internetadvantage.es y adslzone.net