Obama podría tener su propia serie de televisión en Netflix

La ambición de Netflix no tiene fin. Los directivos de la plataforma de streaming han anunciado este año que invertirán alrededor de 8.000 millones de dólares en producir nuevo contenido. Y eso que esta misma semana se ha coronado en los Óscar llevándose el premio a mejor película documental con Ícarus. Y ahora, y según cuenta el The New York Times, la compañía estadounidense estaría negociando con el ex presidente Barack Obama y su mujer, Michelle Obama, para crear una serie enfocada en historias inspiradoras.

Ni Obama ni Netflix han confirmado nada todavía, pero las declaraciones públicas de Eric Schultz, asesor del ex presidente demócrata, parecen corroborarlo: “El presidente y la señora Obama siempre han creído en el poder de la narración de historias inspiradoras. Han alzado historias de personas cuyos esfuerzos por marcar la diferencia están cambiando silenciosamente el mundo para mejor. Y continúan explorando nuevas formas de ayudar a otros a contar y compartir esas historias”.

La química entre Obama y las nuevas tecnologías es conocida. Ningún otro político ha sabido adaptarse como él a las redes sociales y las nuevas formas de comunicación. Su presencia en un escaparate como Netflix podría darle la oportunidad de tratar temas polémicos como la inmigración, la política exterior o el cambio climático desde una postura privilegiada. Aunque según The New York Times, basándose en personas involucradas en las conversaciones entre Obama y Netflix, el ex presidente no utilizaría su programa pata atacar directamente a Trump.

Lo que sí está claro es que Obama quiere su altavoz. Durante los últimos tiempos ha criticado la influencia de la desinformación y la manipulación informativa en la opinión pública: “Si ves Fox News, estás viviendo en un planeta diferente al que estás si estás escuchando NPR”, dijo Obama a David Letterman en una entrevista para el primer programa del cómico en Netflix. Y si no es Netflix podría ser cualquiera otra: los rumores señalan que los ejecutivos de Apple y Amazon también están interesados en ofrecer un programa a Obama.