Nueva Zelanda es el país en el que deberías estar si algún día llega el apocalipsis

Según una investigación realizada por científicos de la Anglia Ruskin University, nuestra civilización podría caer en menos de un año. Y los habitantes de Nueva Zelanda están más preparados.

Muchas de las grandes civilizaciones de la historia, como las civilizaciones precolombinas americanas o las grandes civilizaciones mediterráneas como la griega o la romana, comenzaron a caer en un momento dado a consecuencia de condiciones inesperadas y cuando se sentían prácticamente invencibles. Eso mismo ocurre en la actualidad: vivimos en una civilización occidental tan vasta e interconectada que parece imposible que pueda derrumbarse. Pero, según una investigación realizada por científicos de la Anglia Ruskin University, nuestra civilización podría caer en menos de un año. Y los neozelandeses están más preparados.

En concreto, y según cuentan en el medio científico Phys.org, "el estudio explica cómo una combinación de destrucción ecológica, recursos limitados y crecimiento de la población podría desencadenar una reducción en la complejidad general de la civilización". Además, el actual cambio climático, que año tras año agravamos con nuestra inconsciencia, actuaría como un multiplicador de riesgo. En líneas generales, las hecatombes llevan su tiempo, pero esta, como apuntábamos antes, podría suceder durante años o décadas o simplemente tener lugar de la noche a la mañana. Es lo que tienen las civilizaciones globalizadas.

Y por eso los ciudadanos que tienen más probabilidades de sobrevivir a este apocalipsis son aquellos que viven en los países con mayor autosuficiencia. Más específicamente, el estudio liderado por el experto en sostenibilidad global Nick King señala cinco países con las condiciones iniciales más favorables para una dura supervivencia, pero supervivencia al fin y al cabo. Son Nueva Zelanda, Islandia, Reino Unido, Australia (más concretamente el estado insular de Tasmania) e Irlanda. Regiones todas ellas con una gran capacidad a la hora de mantener "la complejidad social, tecnológica y organizacional dentro de sus propias fronteras".

¿Qué significa esto exactamente? Los investigadores analizaron varios parámetros fundamentales como son las infraestructuras energéticas, las infraestructuras de producción y fabricación, la tierra disponible tanto para la agricultura como para el asentamiento poblacional y el aislamiento respecto a otros grandes centros de población que pudieran estar sufriendo fuertemente las consecuencias del colapso global y buscaran una entrada a un territorio con más probabilidades. En otras palabras: Nueva Zelanda es el país que mezcla el hermetismo y los recursos propios de mejor manera. Es en el que querrías que te pillara el apocalipsis.

"Nueva Zelanda es el país que tiene mayor potencial para sobrevivir y salir relativamente ilesa gracias a sus capacidades para producir energía geotérmica e hidroeléctrica, su abundante tierra agrícola y su reducida población", afirman desde este medio especializado. Y probablemente no era aquel en el que pensabas para sobrevivir en caso de derrumbe mundial. Habrías señalado otros económicamente bastante más poderosos. En ese sentido, el estudio refleja que las fortalezas y debilidades son muy relativas. Según King su objetivo no es solo señalar qué países están más preparados, sino advertir a los que no para que trabajen en ello.