Todo el mundo se ha indignado con estas fotos de un oso polar desesperado en un zoo

Sofocado y sometido a unas temperaturas que lejos quedan de las que encontraría en su hábitat natural. La imagen de un oso polar encaramado a un bloque de hielo en el zoo de Budapest, donde las temperaturas han alcanzado estos últimos días los 40 grados, han generado un aluvión de críticas y comentarios que ponen de relieve la irresponsabilidad y crueldad del ser humano. El periodista Miguel Morenatti compartía el viernes en su Twitter la agónica imagen del animal recogida por Getty Images, la fotografía de su lucha contra el calor del verano y su búsqueda desesperada de alivio.

"Acostumbrado a vivir bajo cero lo encerramos en un infierno". Budapest ha sufrido los rigores del verano y ha alcanzado estos días los 40 grados, para castigo del animal. La agencia France Presse ha publicado el catálogo completo de fotografías, mostrando estampas más descorazonadoras en las que, además, se adivina que no hay un único perjudicado en el zoo de la capital de Hungría, sino que este tiene, al menos, un compañero que también sufre.

AFP or licensors
AFP or licensors
AFP or licensors

Los animales lamen los bloques de hielo, se tumban sobre ellos, los arañan para despedazarlos. Y lo peor: la previsión para hoy apunta a que Budapest alcanzará los 27 grados en las horas centrales del día, y que las temperaturas, lejos de remitir, tendrán un nuevo repunte el miércoles y el jueves, sobrepasando los 36 grados. "Así de crueles somos para nuestro divertimento", apuntaba Morenatti en su publicación, que sigue recogiendo comentarios.