Multa de 25.000 euros a Iberia por exigir un test de embarazo para contratar a mujeres

Nuestra querida compañía Iberia, conocida por su capacidad innata para perderte las maletas y demás maravillas a precios low cost no tienen nada, se acaba de marcar su última liada y os avisamos que es de las gordas. Según informó el domingo el Diario de Mallorca, la Conselleria de Trabajo de Baleares ha multado a la aerolínea con 25.000 euros por exigir un test de embarazo para contratar a las mujeres.

Sí, has leído bien, al parecer Iberia exigía un reconocimiento médico a las candidatas en el que, además de una analítica y una prueba de esfuerzo —dos pruebas habituales en grandes empresas y aplicadas a ambos sexos—, se pedía someterse a un test de embarazo. La excusa de la compañía es que en caso de confirmarse el embarazo habría que incluir a las trabajadoras en un protocolo de salud laboral especial y bla, bla… (sí, aquí venía el vocabulario técnico que no nos importa).

El caso es que nadie se ha creído la historia y desde la Conselleria han dejado clarito que “la intención no es otra que la de limitar el acceso a las embarazadas”. Pero lo más sangrante es que la propia Iberia ha reconocido que es una práctica que han realizado en toda España. Algo realmente cutre si se piensa que Iberia es una antigua empresa pública y que tiene tamaño y peso suficiente para no ir haciendo estas pirulas para ahorrar.

Así que si os presentáis a una entrevista de trabajo y os piden realizar este tipo de pruebas ya sabéis que lo suyo es denunciarlo por violar la Ley de Igualdad ya que deben ser las trabajadoras quienes comuniquen su embarazo una vez han sido contratadas y no antes. Además, las empresas no pueden despedir a una mujer que haya informado de un embarazo porque el despido sería declarado nulo ante cualquier tribunal. Solo faltaba que con lo difícil que está plantearse tener hijos (por no decir imposible) nos vengan con estas historias.