Una mujer recauda 287.000 dólares para el sin techo que la ayudó cuando estaba en apuros

A pesar del bombardeo de noticias atroces que nos sobreviene cada día, todavía existen historias reales y sencillas que nos hacen recuperar la fe en la bondad de las personas. Una de ellas la vivió Kate McClure, una estadounidense de 27 años que viajaba sola en coche hace dos semanas y que salió de una situación complicada gracias a la persona que menos hubiera esperado: un vagabundo que gastó sus últimos 20 dólares para ayudarla. Después de aquello, Kate sintió que aquel hombre solo necesitaba una mano amiga y, hasta hoy, ha conseguido recaudar más de 287.000 dólares para devolverle el favor y ayudarle a empezar una nueva vida.

Kate conducía por una carretera interestatal en Filadelfia, Estados Unidos, creyendo que podría llegar a su destino con la gasolina que le quedaba, pero no fue así. Cuando decidió detener su coche a un lado de la carretera e ir a buscar combustible, un vagabundo se acercó a ella y le dijo que volviera a meterse en su vehículo porque la zona no era segura. Unos minutos después, aquel hombre volvió con un bidón de gasolina, que había pagado con el único dinero que tenía, para que ella pudiera terminar su viaje. Y así fue, pero ese gesto desinteresado de una persona que le dio todo lo que tenía le hizo ver que debía hacer más que devolverle el favor.

Así que Kate decidió, hace ya 14 días, iniciar una campaña de recaudación para conseguirle a Johnny –así es como se llama el hombre, que había sido veterinario y veterano del ejército antes de terminar en la calle– todo lo necesario para empezar una nueva vida. Hasta la fecha, la joven ha conseguido reunir 287.255 dólares de personas tan desinteresadas como el sin techo. "Con el dinero me gustaría conseguirle el primer mes y la fianza de un apartamento, un vehículo fiable y gastos de 4 a 6 meses. Está muy interesado en encontrar un trabajo, y creo que con un lugar para poder ducharse todas las noches y descansar bien, su vida puede volver a ser normal", dice Kate en GoFoundMe.

McClure explica que Johnny es una persona buena y desinteresada que comparte todo lo que tiene con cualquiera que lo necesite sin pensar en sí mismo. "Johnny no me pidió un dólar, y no pude pagarle en ese momento porque no tenía efectivo, pero he estado pasando por allí durante las últimas semanas. Le pagué por el combustible, le di una chaqueta, guantes, un sombrero y calcetines calientes, y le doy unos dólares cada vez que lo veo", relata Kate.

Por lo que parece, Johnny tiene más que de sobra para empezar de cero, a pesar de que la campaña no ha llegado a su fin. Una historia preciosa de esperanza que nos deja una lección: a menudo las personas que menos tienen, son las que más dan. No te fíes de las apariencias.