Muere la reina francesa del fitness en Instagram al estallarle un dispensador de crema batida en el pecho

Su legión de fans disfrutaba con sus publicaciones sobre fitness y viajes por el mundo. Lugares de ensueño, animales exóticos, consejos de salud y belleza, de gimnasia. Pero un accidente doméstico ha terminado en tragedia: Rebecca Burger, una de las blogueras más famosas de Francia, ha muerto al estallarle en las manos un sifón de gas comprimido cuando preparaba una salsa en su cocina. La noticia ha conmocionado a los franceses, que no se explican cómo lo que aparentemente podía parecer un hecho sin demasiada importancia se ha saldado de una forma tan radical; cómo la instagramer ha encontrado un final tan prematuro cuando hasta hace tan solo una semana nada podía presagiar lo que iba a ocurrir.

A post shared by Rebecca Burger (@rebeccablikes) on

Rebecca sufrió un fortísimo golpe en el pecho propinado por una pieza de plástico que salió disparada por la presión del aparato, que forma parte de la lista de productos de cocina defectuosos elaborada por el Instituto Nacional de Consumo francés. La marca fabricante del sifón se ha apresurado a afirmar que todos los sifones defectuosos fueron eliminados de los circuitos comerciales al constatar su peligrosidad, pero que no pudieron hacer nada con los que ya estaban vendidos.

Sin duda, Rebecca no recibió la noticia de que esa herramienta no debía ser utilizada. Su familia ha compartido en su perfil de Instagram, el que hasta ahora servía de plataforma para que Rebecca compartiese sus consejos de fitness, una fotografía del aparato, confirmando que fue el tapón superior el que impactó de forma letal contra el pecho de la bloguera y alertando a otros posibles usuarios: "No utilices este tipo de utensilios en tu casa. Hay decenas de miles dispositivos defectuosos circulando por ahí".

Voici un exemple de siphon à chantilly qui a explosé et percuté le thorax de Rebecca, entraînant son décès. Précision : le siphon qui a engendré sa mort quant à lui été mis sous scellé. N'utilisez pas ce genre d'ustensile chez vous ! Plusieurs dizaines de milliers d'appareils défectueux sont encore en circulation.

A post shared by Rebecca Burger (@rebeccablikes) on

Rebecca Burguer tenía 33 años. Francia todavía no se cree lo ocurrido. Y su familia solo espera que el fatal suceso sirva para poner el foco sobre la peligrosidad de algunos utensilios de cocina que pueden tornarse letales, y que los fabricantes y autoridades pongan más empeño en garantizar la seguridad de todos.