Muere una niña tras ser drogada y violada por un joven al que conoció en Facebook

La sociedad chilena sigue conmocionada por el que se ha convertido en el suceso más escabroso de los últimos meses: la joven A. M. M., de 15 años, fallecía la madrugada del domingo en el hospital San Juan de Dios de Santiago de Chile tras ser presuntamente violada y drogada con anfetaminas por el que asegura ser su novio, un peruano de 21 años al que había conocido por Facebook y que permanece en prisión preventiva.

La cadena de acontecimientos comenzaba el 22 de agosto, cuando el joven –identificado como Steve Sánchez– llevó a la niña al hospital tras haber comenzado a convulsionar y donde los médicos, desde el primer reconocimiento, hallaron evidentes signos de violación. Sánchez reconoció el consumo de marihuana, pero la policía encontró en el registro de su casa restos de anfetaminas, lo que les llevó a suponer que el joven utilizó estos estupefacientes para anular la voluntad de la niña. Por su parte, Sánchez, además de negarlo, afirmó ser su pareja desde hace un mes, algo que la familia de esta aseguró ignorar.

Esta no es la primera denuncia por violación a la que se enfrenta el peruano. Medios de su país, que también hablan de su situación irregular en Chile, informan de otros dos casos con un patrón similar: presuntamente, Sánchez contactaba a sus víctimas por las redes sociales y, tras drogarlas y anular su voluntad, se aprovechaba sexualmente de ellas. Así fue como habría abusado de una niña de 13 años y de otra de 14.

Al agresor se le imputa ahora un delito de violación y lesiones, aunque fuentes del Ministerio Público adelantan que sus cargos serán sustituidos por los de homicidio, en vista del fatal desenlace de la menor. "Con esto no se va a librar, porque nosotros pedimos justicia. Justicia con esta niña, con esta princesa, porque ella fue una princesa para nosotros", dice Gladys, tía de la fallecida, en declaraciones a La Radio chilena.