El Mensaje Empoderador De Lena Dunham Al Mostrar Su Celulitis En Una Revista

Lena Dunham, la creadora y protagonista de la serie Girls, ha celebrado su aparición en la portada de la revista Glamour, donde se muestra —como nos tiene acostumbrados— tal y como es: una mujer perfectamente imperfecta y segura de sí misma. Dunham, con la mirada fijada en la cámara, posa junto a tres compañeras de la serie para promocionar su última temporada, y lo hace sin ningún retoque de Photoshop: sin apenas maquillaje y luciendo una chaqueta, tacones y un pantalón corto que deja a la vista su celulitis. Sí, esa acumulación de grasa que, según los anuncios, debemos temer y eliminar fulminantemente.

La portada de Glamour titula: "The Girls girls and other 50 female forces on owning your look. Your Body. Your hapiness. Your future" ("Las chicas de Girls y otras cincuenta mujeres para ser dueña de tu estilo. Tu cuerpo. Tu felicidad. Tu futuro"), un mensaje empoderador del que Dunham se hace protagonista, y con mucho orgullo. En su cuenta de Instagram, ha agradecido a la publicación de moda que le dejara mostrar su celulitis para que apareciese en todas "las malditas noticias de todos los sitios".

"Hoy, este cuerpo está en la portada de una revista que millones de mujeres leerán, sin Photoshop, con mi muslo imperfecto a toda página. Da igual si estás de acuerdo con lo que pienso, no importa. No importa el tamaño, el color o la identidad, hay un sitio para todos nosotros en la cultura popular en el que seremos reconocidos como hermosos", escribió la actriz y directora en su cuenta de esta red social.

Y no es la celulitis lo que Dunham reivindica, sino que las mujeres con imperfecciones todavía tengan que luchar para ser parte de la moda o iconos a imitar por las nuevas generaciones. "Durante mi adolescencia, me decían que tenía un aspecto muy gracioso. Dientes de conejo, tripita... Parecía que nunca lo hacía bien y estaba obsesionada con ello. Me presentaba como una chica confiada, pero en secreto estaba horrorizada y herida por esos comentarios. Lo voy a decir claro: no odiaba cómo era, odiaba la cultura que me decía cómo tenía que ser", escribió la actriz y guionista en una entrada anterior de Instagram.

Okay, here goes: throughout my teens I was told, in no uncertain terms, that I was fucking funny looking. Potbelly, rabbit teeth, knock knees- I could never seem to get it right and it haunted my every move. I posed as the sassy confident one, secretly horrified and hurt by careless comments and hostility. Let's get something straight: I didn't hate what I looked like- I hated the culture that was telling me to hate it. When my career started, some people celebrated my look but always through the lens of "isn't she brave? Isn't it such a bold move to show THAT body on TV?" Then there were the legions of trolls who made high school teasing look like a damned joke with the violent threats they heaped on, the sickening insults that made me ache for teen girls like me who might be reading my comments. Well, today this body is on the cover of a magazine that millions of women will read, without photoshop, my thigh on full imperfect display. Whether you agree with my politics, like my show or connect to what I do, it doesn't matter- my body isn't fair game. No one's is, no matter their size, color, gender identity, and there's a place for us all in popular culture to be recognized as beautiful. Haters are gonna have to get more intellectual and creative with their disses in 2017 because none of us are going to be scared into muumuus by faceless basement dwellers, or cruel blogs, or even our partners and friends. Thank you to the women in Hollywood (and on Instagram!) leading the way, inspiring and normalizing the female form in EVERY form, and thank you to @glamourmag for letting my cellulite do the damn thing on news stands everywhere today ❤️ Love you all.

Una foto publicada por Lena Dunham (@lenadunham) el

Pero la creadora de Girls, una serie que se emite en HBO y que ya cuenta con cinco temporadas, se está convirtiendo precisamente en eso; un referente para las mujeres de hoy, que se preocupan, en primer lugar, por sus derechos en vez de por su aspecto. Dunhan ha denunciado en varias ocasiones de la cultura sexista y machista que las pone en situaciones injustas. Entre otras cosas, defiende, por ejemplo, el aborto, una práctica que sigue siendo ilegal en algunos países: "Nunca he abortado, pero ojalá lo haga", dijo hace unas semanas.

Dunham se acordó de las personas que se metían con ella cuando era pequeña y, con esta portada, pretende poner al frente a mujeres "imperfectas" y, con ello, que las burlas y los comentarios despectivos que suelen recibir al mostrarse de forma natural desaparezcan por fin.