Estas son las mejores ofertas de trabajo en la otra punta del mundo 

Parece extraño que en los tiempos de crisis que vivimos haya lugares en el mundo donde sobra el trabajo. Pero sí, los hay, aunque no están aquí al lado. Son esos trabajos que escuchamos de vez en cuando, bien pagados, pero perdidos en algún lugar remoto a miles de kilómetros al que nos gustaría tener el valor de ir. Para ello habría que dejarlo todo, despedirse de todo el mundo y prepararse para una vida completamente diferente. Hay momentos en los que no viene mal un cambio así. Por si a alguien le tienta, aquí algunas ofertas:

Médico al norte del norte

Hace unos meses el doctor Alan Kenny, de Tokoroa, al norte de la Isla Norte, se tiraba de los pelos porque le estaba costando mucho encontrar a alguien adecuado (en su país y en todo el mundo) que ocupara el puesto que ofrecía: 240.000 euros al año y tres meses de vacaciones pagadas, todo en uno de los paraísos más increíbles del planeta, escenario, por ejemplo, de la trilogía de El señor de los anillos.


Repoblar el sur del país

Ahora es el sur del país el que va sobrado de empleo. En Kaitangata, un pueblo de 800 habitantes, hay cerca de 1.000 vacantes por cubrir y para hacerlo todavía más atractivo, ofrecen además del trabajo un ‘pack’ de tierras y casa por un precio especial de alrededor de 140.000€ (un piso en Sarrià, en Barcelona, de 50m2 cuesta unos 180.000€ y en Malasaña, en Madrid, de 70m2 unos 175.000€). Quieren repoblar la zona y llamar la atención sobre todo de la población kiwi (los neozelandeses) que viven en las grandes ciudades donde todo es más caro y hay más paro. De hecho, el paro juvenil en este pueblo es de solo dos personas.


Planazo en Australia

En el país vecino, Australia, también ponen facilidades (no tan exageradas) para recibir a nuevos visitantes. Y en este caso, para los españoles en concreto. Nuestro gobierno y el suyo firmaron en el 2014 un acuerdo para hacer posible que 600 jóvenes de entre 18 y 30 años, puedan ir a trabajar y viajar por allí durante un año. El visado se llama ‘Work and Holiday 462’ y tiene pinta de ser un planazo para quien tenga ganas de irse lejos de aquí un tiempo.

Aunque ponen algunas condiciones, como tener un nivel de inglés ‘aceptable’ (que viene a ser un First Certificate in English, más o menos), haber terminado por lo menos un segundo curso de estudios superiores, demostrar que tienes en el bolsillo por lo menos 5.000 dólares australianos (alrededor de 3.420€) y… comprometerte a volver a España cuando se haya acabado tu visado (igual esa es la peor parte para muchos).


Abrazar pandas en China

27.900 euros brutos al año por ser ‘abrazador de pandas’. Como suena, y la empresa se hace cargo de los gastos de alojamiento. El trabajo es en el Giant Panda Protection and Research Center, en la provincia china de Sinchuan. ¿Los requisitos? Tener más de 22 años, ciertos conocimientos en osos panda, buena redacción y conocimientos en fotografía y, sobre todo, que te apetezca pasarte el día entero abrazando a pandas.