Los Mejores Lugares Para Ver La Magia Del Eclipse Lunar En Pareja

La noche del viernes es la tuya. Después de toda la semana currando en la uni o en el trabajo llega el finde y te toca vivir, foguearte en las discotecas y sorber hasta la última gota de tu ron Velero del Día. Es tu momento, no hay quien te pare, pero este viernes tienes un plan alternativo con el que seguro que triunfas. Solo tienes que tener pareja, un rollete o conocer a alguien de Tinder que acepte acompañarte a ver el eclipse lunar que comenzará esta medianocheUn clásico que no falla, un clima de amor imparable, un paisaje romántico que se ve muy pocas veces en la vida.

Tu momento empieza a las 23.34 de la noche y termina a las 3.53 de la madrugada del sábado, pero tienes que empezar ya a mover hilos. No es fácil renunciar a un viernes noche y hay que asegurar el plan. Es el primero de los cuatro eclipses que se van a ver en 2017: hoy la luna estará oscurecida porque cruza la zona de penumbra de la Tierra. Qué mejor momento para arriesgar, para confesar tu amor secreto, para cuidar a tu pareja o para echar una cana al aire. En Código Nuevo estamos contigo, te ayudamos, te damos una pista: estos son los lugares más cojonudos para llevar a tu acompañante a ver el eclipse y lo que surja.

El mirador del Tibidabo, el más alto de Barcelona

Aquí tu plan tiene muchas probabilidades de triunfar. Estás harto de ver a tus amigos subir fotos a Instagram con las vistazas del mirador del Tibidabo, el más alto de Barcelona con 512 metros. Un día cualquiera el paisaje es tremendo: ves los cientos de miles de luces de la ciudad iluminándola en la noche. Hoy, con el eclipse, las vistas son incluso mejores. Un buen sitio para ser romántico o arriesgado, para jugar todas tus cartas o para empezar poquito a poco.


El parque del Cerro del Tío Pío, en Madrid

También se le conoce como el parque de las Siete Tetas por las siete colinas que lo forman en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Aunque es uno de los barrios más pobres de la capital, es el más rico en cuanto a paisaje. La vista desde estas pequeñas laderas es la mejor para disfrutar del cielo y de Madrid. Es una estampa al estilo skyline, una de las mejores opciones si estás hoy en esta ciudad: el parque es tan grande que hay intimidad de sobra para tus planes.


El parque del Oeste, más vistazas en la capital

No queremos que coincidáis todos en el parque de las Siete Tetas, por eso el del Oeste, con el templo de Debod —una construcción egipcia en pleno centro de Madrid—, es la otra gran opción que debéis de tener en cuenta si estáis en Madrid. Un parque con encanto en el que hay unas vistazas al cielo, al Palacio Real y a la Catedral de La Almudena. Es un sitio turístico donde habrá gente, pero si os movéis un poco hacia el norte, encontraréis intimidad suficiente.


El parque de Cabecera, en Valencia

Si estás hoy en Valencia es la opción que te ofrecemos junto a la playa de El Saler, que está lo suficientemente cerca y lejos de la ciudad, es tranquila y no hay ni muchas luces ni mucha gente. Pero el Parque de Cabecera es nuestra principal baza por ser más céntrica: tiene un mirador y una colina y está al lado del río. Un lugar con alma y con árboles que dan intimidad y sigilo.


El parque de Castrelos, para los gallegos

En Vigo, la mayor ciudad de Galicia, hay un rincón al que te puedes escapar esta noche para consumar tus planes. El parque de Castrelos es un pulmón verde, lleno de zonas boscosas y multitud de especies diferentes. Hay intimidad entre arbustos, árboles, lagunas y ardillas que merodean entre las ramas. También tiene una zona elevada para ver mejor el cielo. Si estos días estás en Galicia, es una de las mejores opciones que tienes para recordar esta noche.


La ribera del Guadiamar, a unos kilómetros de Sevilla

Está a unos pocos kilómetros al norte de Sevilla, en el pueblo de El Castillo de las Guardas. Es una zona paisajísticamente tremenda, llena de marismas y dehesas, al estilo de La isla mínima, la película de Alberto Rodríguez que se llevó un saco de premios Goya en 2014. Un lugar perfecto para escapar de la ciudad, tumbarte con un par de toallas con tu acompañante y disfrutar de la noche.


Los Pinares de Venecia, en Zaragoza

Para los que estáis en la capital de Aragón también hay posibilidades: en los Pinares de Venecia, en el barrio de Torrero, se puede ver toda la ciudad a lo skyline. Es un lugar tranquilo, lejos del centro, hecho a la medida para disfrutar del paisaje y de las pasiones.


La playa de la Concha, en San Sebastián

Es una buena opción para los que estáis o queréis ir a San Sebastián. Tenéis que ir muy abrigados, con toallas y mantas, para entrar en calor. La playa es preciosa y mide más de un kilómetro, así que encontraréis un hueco para apretujaros y estar solos.