La máquina expendedora que podría mejorar la vida de las personas sin hogar

Ha sido en la ciudad de Nottingham, Reino Unido, donde una organización sin ánimo de lucro ha lanzado una nueva iniciativa que podría mejorar mucho la vida de las personas sin hogar. No se trata de un nuevo refugio, albergue o comedor social, sino de una máquina expendedora que contiene todo tipo de alimentos y objetos necesarios y básicos para las personas que se ven condenadas a vivir en la calle o lo hacen por decisión propia.

La primera y, de momento, única máquina con la que ha arrancado este proyecto se ha inaugurado el martes 19 de diciembre en un centro comercial de la ciudad. Según los responsables de Action Hunger, la ONG impulsora del proyecto, los alimentos que se brindan provienen de organizaciones de redistribución que buscan reducir el desperdicio de alimentos. Por otro lado, el resto de objetos que se pueden obtener, como cepillos de dientes, calcetines, lociones antibacterianas o libros, se compran con las donaciones que recibe la organización.

Pero estas 'neveras solidarias' no están a disposición de cualquiera, sino que las personas que quieran beneficiarse de ellas deberán registrarse en un centro de asesoramiento local para personas sin hogar y pedir la tarjeta que las activa. Este es un primer método de control que ha establecido Action Hunger que permite adquirir hasta tres artículos al día y que ya ha puesto a disposición de quienes la necesiten al menos 100 tarjetas en la ciudad de Nottingham.

La iniciativa ha sido criticada por aquellos que opinan que incentiva la vida en la calle en lugar de ayudar a las personas a salir de esta situación. Sin embargo, la organización apunta a que se pensó como un complemento a otros servicios ya existentes para personas sin hogar, como comedores sociales o albergues. El creador del proyecto, Huzaifah Khaled, ha asegurado que podría haber entre 25 y 30 a lo largo de todo el país en 2018 y que también está trabajando para llevar el proyecto a Estados Unidos (en Nueva York y Los Ángeles).