'No Mames Wey', El Muro Te Lo Pagas Tú

La cosita está más que caldeada a ambos lados del río Grande. Mientras el ‘yankee’ del tupé dorado la lía en su primera rueda de prensa, (está visto que a Mr. Donald Trump solo se le puede callar con un bozal o con un par de putas rusas), los amigos del sur andan más que mosqueados con la posibilidad de un ‘pinche’ muro en la frontera. Y encima pagando.

En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos. México no pagará ningún muro, soltó el presi del país del tequila y la lucha libre (ojo, que esto habría que tenerlo en cuenta en caso de guerra), Enrique Peña Nieto, que, además, es el único ser humano al otro del charco capaz de competir con Trump en una batalla de peinados horteras.

Pero la mezcla de cabezonería y populismo de Trump la está liando bastante parda más allá de los dominios mexicanos y le está comenzando a tocar la piñata a los peces gordos de Wall Street. Al parecer, los gigantes del sector de la automoción gringa, como Ford o Fiat Chrysler, podrían pegarse un hostión de los gordos y perder las inversiones multimillonarias en el país vecino.

Pensemos que la marca del mítico Ford Fiesta, el coche favorito de ‘la ruta del Bacalao’, tenía pensado soltar 1.600 millones de dólares en un su proyecto de factoría en San Luís de Potosí y que ha tenido que ser cancelado. Por si fuera poco, del Tratado de Libre Comercio entre ambos países, y que Trump se va a cepillar más rápido que a las ganadoras de sus célebres concursos de belleza, depende el 80% de las exportaciones mexicanas (sin contar la coca, claro).

La cosa está muy chunga y la mierda podría salpicar hasta en Europa. Mientras tanto, el personaje de Trump disfruta de su nuevo estatus como hombre más poderoso del mundo y habla pestes del pobre de Barack Obama (y su mujer ¡qué fijación!). Una actividad, o mejor dicho perversión, que le ha metido en más de un jaleo con los servicios de inteligencia y la Madre Rusia.

Al final, lo unico que está claro es que, con todo este pollo montado, los ‘coyotes’, las mafias que se dedican a transportar los inmigrantes mexicanos al territorio cowboy, tendrán que apuntarse a un cursillo de escalada o mirarse unas cuantas cuerdas 'baraticas' en Wallapop. Aunque, siendo mal pensados, seguramente ya tendrán montado su sistema de túneles a lo Chapo Guzmán. Por listo que se crea Mr. Trump, su palabrería (y su muro) no valdrán para nada. Esperemos.