Lugares a donde puedes mudarte para aprender inglés (que no son Londres)

Sí, Londres es una ciudad tan maravillosa como llena de clichés, así que quizás sea mejor para viajar un fin de semana que para vivir tres años allí, como ya te contamos. ¿Tu excusa es aprender inglés? Perfecto, pero el mundo está lleno de opciones para mejorarlo, con más países de habla inglesa que Inglaterra y más planes que ser au-pair. Aquí te dejamos algunas pistas.

Prácticas o voluntariado mientras aprendes inglés donde nunca antes habías pensado

Si tu inglés no termina de arrancar, hay que empezar de cero para tocar el cielo. No existe el miedo; llegaste aquí para brillar y lo tienes todo. Y si te estás preguntando de qué te suenan estas líneas es porque en tu mente ronda una palabra: Sudáfrica. Bueno, y porque has bailado a Shakira en más de una ocasión.

¿A Sudáfrica para mejorar mi inglés? Por qué no. Pero debes preparar bien tu viaje, eso sí. Quizás quieras orientarlo hacia un programa de voluntariado, una oportunidad para conocer más de cerca cualquier país, mientras engrasas tu inglés. Y si además de solidario eres un amante de la naturaleza y te fascinaría echar un mano en un santuario de monos, por ejemplo, este es el destino idóneo. Pero también puedes pensar en hacer unas prácticas de empresa en Ciudad del Cabo. Esta es una interesante página para empezar y ponerte al día de todo lo que necesitas.

exito-actitud-codigo-nuevo

Más posibilidades: una isla, con gente amable, de habla inglesa, en Europa… y no, no es Irlanda, porque aquí hace buen tiempo. Exacto, con el mismo sol que en Sudáfrica, pero en el Mediterráneo, tu voluntariado (aquí tienes una lista de ONG), o tus prácticas (pagadas) también las puedes hacer en Malta. Pero si solo estás pensando en un curso intensivo también hay decenas, porque el turismo de idiomas es uno de sus fuertes. Tú eliges.

Trabajar en el destino que escojas mientras estudias

¿Eres mayor de 18, creativo, te gusta el deporte, convivir con chavales, y quieres mejorar tu inglés? Pues lo de ser monitor de campamento adquiere otro nivel en lugares como Alaska o en cualquiera de los más de 500 campamentos alrededor de Estados Unidos. Además, te pagan entre 1.400 y 1.900 dólares por nueve semanas, y podrás viajar por el país cuando acumules días libres. Si te animas, ponte en contacto con nosotros cuando regreses para contarnos si la experiencia es más parecida a Los albóndigas en remojo o a Viernes 13.

actitud-exito-codigo-nuevo

Si tu nivel de aventura es más alto, Nueva Zelanda es otra buena alternativa para estudiar inglés mientras trabajas. Ten en cuenta algo: ni podrás trabajar como autónomo ni dedicarte a la prostitución. Sí, suena parecido, pero no es lo mismo. Vamos, que no puedes seguir los pasos de Aleexandra Khefren, por ejemplo, y vender tu virginidad al mejor postor.

Al margen de eso, el límite de horas para trabajar mientras estudias en Nueva Zelanda está en 20 semanales. A priori, quizá te parezca insuficiente, pero esta opción te puede ayudar a sufragar parte de los gastos, así que tal vez debas contemplarlo. Pero, ¿seré capaz de comunicarme tan bien en inglés como para trabajar allí? Ese es el reto, claro, pero en nuestras antípodas piensan en todo y hasta puedes evaluar si tus habilidades comunicativas están a la altura. No es tan complicado; sólo recuerda: es más importante tratar de comunicarte y que te entiendan que intentar hacerlo perfecto.

estudiar-actitud-codigo-nuevo

Otra opción en Nueva Zelanda: ¿tienes entre 14 y 23 años y te fascinan los All Blacks? Si lo tuyo es el rugby, este es tu programa. Qué mejor escuela que la cuna del más importante equipo del mundo para mejorar tu nivel, al mismo tiempo que aprendes inglés hasta que tu acento se confunda con el de un kiwi.

Sudáfrica, Malta, Estados Unidos, Nueva Zelanda… pero también la envidiable Canadá, la acogedora Irlanda o la remota Australia. Opciones para perderse con la excusa de aprender inglés hay tantas como ganas tengas de llevar las riendas de tu vida.

Créditos de las imágenes: Joseph Argus, Jonathan Simcoe