El libro que humilla a Trump y su gestión ya es un 'superventas' en Estados Unidos

A Donald Trump le están destrozando en su propio terreno, el ruido mediático. El viernes pasado, cinco de enero y a solo dos semanas de cumplir un año como presidente de los Estados Unidos, recibió un golpe para el que no estaba preparado. El reputado y premiado periodista estadounidense, Michael Wolff, publicó su nuevo libro Fire and Fury: Inside the Trump White Hous(en castellano, 'Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump'). Un ácido retrato de la gestión de Trump en el que se define al republicano como un ególatra, inútil, mujeriego e irascible, entre otras muchas cosas.

Como era de esperar, el libro ha creado un gran revuelo mediático y se ha convertido en un best seller en pocas horas, a pesar de confirmar muchas de las cosas que ya se contaban del magnate y ahora político. Sin embargo, eso no ha hecho que a Trump le importase menos, sino que ha encendido una campaña contra Wolff en medios y redes sociales, movilizando a su séquito a entrevistas y comunicados. "Tengo que soportar un libro falso escrito por un autor totalmente desacreditado", tuiteaba el propio presidente dos días después de la publicación del libro.

Trump también tuiteó sobre la entrevista concedida por Stephen Miller, su consejero y parte de la derecha populista americana, a la cadena CNN. Miller definió el trabajo de Wolff como un "libro basura" y contestó todo el tiempo con su propio discurso violento y amenazador ante cualquier pregunta del presentador de la cadena, una de las que Trump acusa de inventar noticias y hacer campaña contra él.

Por su parte, Wolff afirma que Fire and Fury es producto de más de 200 entrevistas a personas cercanas a Trump hechas durante el último año y medio. Aunque el periodista ya cosecha críticas anteriores por su forma de trabajar, según se dice, poco rigurosa, también ha sido premiado en numerosas ocasiones. Sin embargo, el galardón que está recibiendo Wolff por su último trabajo es haber dañado el ego de Trump, quien está viéndose humillado públicamente y en el terreno que más le duele: la atención mediática.