Justin Timberlake actuará en el espectáculo de la Super Bowl por tercera vez en su carrera

Han pasado casi 14 años del mítico momento en el que un casi adolescente Justin Timberlake mostraba al mundo el erecto pezón de Janet Jackson. Una secuencia que impactó al puritano mundillo del famoseo estadounidense y que marcó un antes y un después en todos los espectáculos intermedios de la Super Bowl (esa versión americana de la final de la Champions League) que lo siguieron. Desde entonces dejan unos segundos de margen en los directos que hacen para poder reaccionar si vuelve a asomarse un pezón

Pues bien, a sus 36 años, Timberlake repetirá por tercera vez (ya había participado en el espectáculo del 2002) el 18 de febrero de 2018 en Minneapolis (Minnesota) convirtiéndose en el músico más asiduo a esta cita en la historia. Y, para el que no lo sepa todavía, eso supondrá actuar frente a una audiencia potencial de 150 millones de personas.

Con un vídeo de lo más ocurrente colgado en su cuenta de Twitter (recordemos el mítico Dick in a box de Justin que arrasó en Youtube hace algunos años) el cantante anunció: “Sí tengo el tiempo. La mitad del tiempo… #PepsiHalftime #SBLII”. Una ocurrencia en la que aparece junto al conocido presentador Jimmy Fallon a modo de ‘cameo’ y que ha dado una muestra de lo que será el show.

Pero la cosa no acaba aquí, las malas lenguas aseguran que Justin está a puntito de lanzar su nuevo álbum y que el show de la Super Bowl podría ser la excusa perfecta para hacer una aparición épica junto a Britney Spears quien fue su pareja entre 1999 y 2002 y con la que, según estas mismas informaciones, habría colaborado en una de las canciones del nuevo álbum.

El morbo está servido ya que, si bien Justin provocó el ‘fallo de vestuario’ de la Jackson, Britney no se quedó corta cuanto se besó en la boca (con lengua incluida) con Madonna en el Halftime Show del 2003 en lo que muchos llamaron ‘el momento más impactante de la historia de la música pop’ y ante la cara de mala leche de Timberlake que aquella vez lo vio todo desde el público.

El caso es que, pase lo que pase, con su actuación Timberlake se consagrará como uno de los más importantes músicos de la década al nivel de superestrellas del panorama como Lady Gaga, Coldplay, Beyoncé, Katy Perry, Bruno Mars, Madonna, The Who, Bruce Springsteen & The E Street Band, Tom Petty and the Heartbreakers, Prince, the Rolling Stones, Paul McCartney y U2. Conociendo a los amigos yankees, seguro que espectáculo no puede faltar.