Instagram se actualiza y saca tarjeta roja a los haters

Instagram se llena a diario de imágenes artísticas o privadas de sus usuarios, que exponen su trabajo y su vida a las opiniones de cualquiera que quiera verlas. Y eso, a menudo, no es tan bonito ni sano como podría parecer. La última actualización de la red social pretende proteger a los instagramers de cualquier situación de agresiva aportándoles más autoridad sobre los comentarios que se dejan en sus fotografías.

"Tenemos que promover una cultura en la que todo el mundo se sienta seguro a la hora de mostrarse tal como es, sin recibir críticas o sufrir acoso por ello. No se trata tan sólo de mi deseo personal, sino que creo que es también nuestra responsabilidad como empresa", ha especificó ayer en un comunicado Kevin Systrom, CEO de la empresa.

A partir de ahora, Instagram permitirá moderar los comentarios a partir de la creación (en la sección de 'Opciones') de una lista de palabras, emoticonos o hashtags que el usuario considere 'inapropiadas'. Cualquier mensaje que contenga esos términos solo serán visibles para la persona que lo publicó y sus seguidores, pero no para el resto ni para el autor de la imagen. 

Esta medida se añade a las otras prevenciones contra el ciberbullying con las que ya contaba la plataforma, como la posibilidad de borrar los comentarios, denunciar comportamientos abusivos o bloquear cuentas.