Inglaterra instalará puntos de agua gratuita para reducir las botellas de plástico

Hace un tiempo os contábamos cómo el gobierno de las Islas Baleares había aprobado una ley que haría desaparecer los productos de usar y tirar, la gran mayoría de ellos compuestos de plástico, para el año 2020. Y es que la polución por plástico es una de las formas de contaminación más presentes en nuestro planeta y, además, más dañinas para el medio ambiente y los animales que lo habitan. La sociedad comienza a tomar conciencia de ello y se suceden las acciones encaminadas a terminar con esta lacra medioambiental, como la que acaba de anunciar Inglaterra: para el año 2021, tiendas, cafeterías y negocios ofrecerán puntos de recarga de agua gratis en todas las ciudades y pueblos importantes.

El objetivo, explican desde la organización de empresas de agua Water UK, es reducir el uso de botellas de plástico desechables en decenas de millones al año. En concreto, se estima que si, por ejemplo, cada ciudadano residente en la ciudad de Bristol, que ya cuenta con más de 200 puntos de recarga, rellenara una botella de agua una vez por semana en lugar de comprarla, se reduciría el consumo de botellas desechables en unos 22,3 millones anuales. También Londres, a través de su alcalde, Sadiq Khan, se ha comprometido a crear 20 nuevas fuentes y otros puntos de recarga de botellas a lo largo y ancho de la gran metrópolis inglesa.

plastico-water-codigo-nuevo

El nuevo sistema de puntos de recarga se ha creado a partir de una iniciativa parecida pero en menor escala llevada a cabo anteriormente y que actualmente cuenta con más de 1.600 estaciones de recarga en todo el Reino Unido. Estos puntos, junto con las fuentes públicas de toda la vida, podrán localizarla los ciudadanos ingleses a través de una aplicación que señala la estación de recarga más cercana al usuario. Muchas facilidades para, según el presidente ejecutivo de Water UK, Michael Roberts, "hacer que sea más fácil para las personas rellenar sus botellas donde sea que trabajen, descansen, compren o jueguen" y así "darle la vuelta a esta marea de desechos plásticos". El planeta, desde luego, lo necesita.