Cómo Saber Influir A Los Demás Puede Ayudarte A Conseguir Más Amigos Y Éxito En La Vida

Si no quieres tener amigos no hace falta que sigas leyendo. Y menos si disfrutas lamentándote. Al resto quizá le interese conocer el secreto  (en realidad son varios, si no sería demasiado fácil) para tener más amigos y alcanzar el éxito en la vida. Pista: lo primero es rodearse de gente buena, en todos los aspectos.

Pero tampoco es que sea ningún misterio. Hay personas que se han dedicado a explicar estas cuestiones y algunas incluso lo han dejado todo por escrito. Ese es el caso del que nos estamos ocupando. Un libro que se escribió en el año 36. Sí, 1936. Existió la vida antes de que se popularizara el coaching.

exito, negocios, codigo nuevo

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas (escrito por Dale Carnegie en 1936 y revisado en 1981) es un manual de negocios que cuenta con más de 15 millones de ejemplares vendidos y que sigue vendiéndose a día de hoy. ¿Con quién se hacen los negocios? Con las personas. Así que ¿qué mejor forma de cerrar un buen trato que ser capaz de influir? Ni más ni menos, ese es el secreto del éxito. Puede sonar maquiavélico pero no lo es tanto. (Maquiavelo fue un pensador político del siglo XVI que se caracterizó por enseñar a conseguir lo que uno quería, a cualquier precio).

Aunque las cosas no son tan oscuras ni tan turbias. Manipular suena fatal, pero de por sí no es malo; malas son las intenciones. De lo que se trata es de dirigir. Y de dirigir bien. De conseguir que otras personas colaboren en nuestro proyecto. Que nos hagan las cosas más fáciles… Espera… ¿esa no es la definición de amigos? Bueno, no exactamente porque aquí estamos hablando de negocios.

Y es que eso es lo fundamental: saber hablar, saber hablarle a las personas. Parece una tontería. Pero si alguien ahora mismo dijera “te voy a demostrar lo equivocado que estás en la vida”, la primera reacción sería, efectivamente, estar en contra de todo lo que va a decir.

manipular, exito, codigo nuevo

Por eso lo más importante es el modo. “¿Cómo?” es la pregunta: cómo hablarle a la gente, como conseguir captar su atención, cómo conseguir caer bien y cómo conseguir que quieran hacer lo que nos interesa. Este es otro aspecto fundamental a tener en cuenta. Porque influenciar no consiste en obligar. Ni hacer ceder a regañadientes. Influenciar es conseguir que las otras personas quieran ayudarnos por su propia voluntad a alcanzar el éxito.

“Si quieres recoger miel, no des puntapiés a la colmena” dice Carnegie en su libro. O en palabras de madre: “se gana más con una gota de miel que con una arroba de vinagre”. Es decir, que a lo bestia no vamos a conseguir comernos un colín. Hay que persuadir, convencer, ilusionar y hacer que deseen algo. En este caso, que deseen hacer lo que nosotros queramos.

Para ello, insiste Carnegie, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y nuestra forma de hacer las cosas. Conseguir causar una buena primera impresión, saber hacer una crítica o admitir los propios errores son algunas de las tareas que Cómo ganar amigos e influir sobre las personas propone dentro de sus páginas.

Y no sólo eso. Estos son los logros que el libro promete al lector antes de empezar:

  1. Salir de una rutina mental, concebir nuevas ideas, adquirir nuevas visiones, descubrir nuevas ambiciones.
  2. Hacer amigos rápida y fácilmente.
  3. Aumentar su popularidad.
  4. Lograr que los demás piensen como usted.
  5. Aumentar su influencia, su prestigio, su habilidad de lograr que las tareas se realicen.
  6. Proceder ante las quejas, evitar discusiones, preservar sus relaciones humanas afables y agradables.
  7. Convertirse en un mejor orador, un conversador más jovial.
  8. Despertar entusiasmo entre sus asociados

Desde luego, así sí que se consigue tener más amigos y éxito en la vida