Así será la Barcelona del futuro que cambiará la forma en la que vivimos y entendemos las ciudades

Alumnos del IED Barcelona acaban de presentar proyectos deportivos innovadores que cambiarán la ciudad

El sedentarismo es mortal. Lo sabemos pero continuamos haciendo muchísimo menos deporte del que deberíamos. Y la culpa la tiene Netflix, nuestra vagancia y que los espacios urbanos no invitan precisamente a ello. Algo que Barcelona pretende cambiar. El Institut Barcelona Esports del Ayuntamiento de Barcelona está estudiando catorce proyectos de estudiantes de diseño de producto y diseño de interiores del IED Barcelona que podrían convertir la ciudad en una pista deportiva viva y gigantesca.

Espacios donde entrenar, donde meditar o donde practicar deportes extremos. Pero todos ellos movidos por esas características llamadas a dar forma a las ciudades del futuro: sostenibilidad medioambiental, integración social, conectividad, multifuncionalidad y un diseño que fomente la paz mental. 14 propuestas superinnovadoras que los alumnos del IED Barcelona han ideado para satisfacer las necesidades de la gente. Te contamos algunas de las más interesantes para que te hagas una idea de la Barcelona que está por llegar.

Barcelona Fitness

Imagina un espacio deportivo capaz de reciclar el aire contaminando de la ciudad para que tus pulmones se mantengan limpitos mientras corres, haces skate o descansas en el jardín. Esta es la propuesta del estudiante de diseño de interiores Ali Bakri para reconvertir los Tinglados del Port de Barcelona, abandonados, en un entorno casi futurista. Uno que no atiende solo al lado físico del deporte, sino que también potencia el buen rollo gracias al diseño, los colores y la luz. Ni comparación con los tristes gimnasios de toda la vida.

IED Barcelona

Ego

¿Te mola el buceo? Pues Kenza Berrada, estudiante también de diseño de interiores, ha ideado para la Piscina Municipal de Montjuïc un espacio que te volverá loco: una piscina de 40 metros y con tres niveles distintos de profundidad destinada a la práctica del freediving, es decir, del buceo en apnea, sin botella de oxígeno ni más ayuda que tus propios pulmones. Un deporte que requiere mucha concentración, por lo que el proyecto de Berrada incluye dos espacios más donde estirar y respirar respectivamente.

IED Barcelona

Ombra

El running está de moda. Y mucho. Tanto que supura postureo por todos lados. Pero tras tanto hashtag motivador y tanta fotografía mañanera se esconde una verdad: es ultrabeneficioso para la salud. Por eso Nicolás Torrents, futuro diseñador de interiores, ha concebido un proyecto paisajístico para incentivarlo. Un espacio modular con diferentes elementos urbanos donde los runners puedan recrearse con el entorno, descansar, conectar entre ellos o hidratarse. Un punto de encuentro para la comunidad ubicado en la Carretera de las Aïgues.

IED Barcelona

CYME

Una de las propuestas más futuristas e imaginativas. Piscinas de agua marítima inspiradas en cuencos tibetanos y pétalos de flor de loto que implementan frecuencias de sonido para activar el cuerpo y la mente de quien se sumerge en ellas. Frecuencias para inducir la relajación, para colaborar en la meditación o para tratar problemas musculares y circulatorios. Pensada además por Ana María Valdivieseo, estudiante de diseño de producto, para construirse muy pero que muy cerca del mar. Una experiencia de película.

IED Barcelona

ON

Seguimos con los sonidos. Porque la escultura efímera imaginada por la alumna de diseño de producto Lizeth Vanessa Vargas es una especie de rueda que genera distintas melodías dependiendo de la velocidad con la que te mueves dentro de ella. Como si hicieras footing o running por las calles, pero envuelto en sonidos agradables. La idea de su autora es ubicarlas en los parques de la ciudad, en el paseo marítimo mirando hacia el mar o dentro de la misma playa. Vamos, que si no corres así no tienes remedio.

IED Barcelona

Kulpt

Probablemente no exista deporte más urbano y callejero que el skate. Pero muchas ciudades carecen de skateparks o de imaginería suficiente para que los skaters puedan practicar sus trucos. Para solucionarlo, el estudiante de diseño de producto del IED Barcelona José Tomáz Oropeza, propone instalar un conjunto de esculturas y mobiliario urbano rollo minimalista en algunas plazas de Barcelona. Piezas que juegan con la perspectiva visual, muchas de ellas ideadas por artistas urbanos, para hacer la experiencia más compleja y divertida.

IED Barcelona

CLINCH

Una regla básica del diseño contemporáneo es centrarse profundamente en las necesidades de la gente. Por eso Jennifer Alcón, estudiante de diseño de producto, ha planteado un proyecto deportivo dirigido a la integración social: una infraestructura itinerante donde los vecinos de los barrios marginales de Barcelona puedan aprender y practicar boxeo. Una herramienta de motivación que construirían los propios ciudadanos a partir de materiales reciclados. Abierto. Sostenible. Integrador. Así será el deporte en la Barcelona del mañana.

IED Barcelona