Como Una Idea Loca Con Tus Amigos Puede Cambiar Vuestras Vidas Radicalmente

Mucho hablar de los emprendedores, de los que tienen ideas locas de una tarde con sus amigos y dicen "¿te imaginas si lo hicieramos? Buah, nos forrábamos, eh". Pero al final queda en nada y seguís bebiendo cervezas, queda en el aire, te desanimas porque lo ves lejano, y lo dejáis correr. A menudo es ahí donde se quedan las mejores ideas, en el intento. Hasta que alguien te demuestra que sí se puede hacer, que puedes cambiar tu vida de un momento a otro y que en esa tarde de birrar era donde estaba lo que iba a llenar vuestro futuro.

Diego Segura, Albert Roca y Álex Vicent son tres amigos de entre 21 y 22 años que, hace dos años, se embarcaron con mucha ilusión en crear una marca de relojes con correas intercambiables. Nelton, su proyecto, se ha hecho un sitio en el mercado muy rápidamente, gracias a Instagram y el apoyo de los influencers. Una idea sencilla, pero suya, que se ha transformado en el centro de sus vidas y les está haciendo ganar mucho dinero sin ni siquiera haber terminado sus estudios.  Sin embargo, no quieren abandonarlos: «Tenemos claro que no vamos a dejar colgados los estudios», aclara Segura.

Foto: Anna Mas

Tienes la motivación y la idea, pero ¿cómo lo haces? Estos chicos convencieron a mucha gente para que les echaran una mano en las diferentes partes del proceso. Hace dos años, una importante empresa de branding digital para que les dibujara, sin coste, un logotipo y un diseño a partir de unas ideas básicas. «Se lo debimos de explicar tan bien y con tantas ganas, que les convencimos», explica Vicent.

También recurrieron a influencers expertos en moda, escaparates muy visibles en las diferentes redes sociales, para promocionar su producto. Entre los contactos de Nelton estaban Anna Gilabert, María Toledo y otras caras conocidas. El vídeo promocional con Alejandro Lillo y Jessica Goicoechea, una de las grandes reinas de Instagram, y su nueva web fueron avances importantísimos en todo el proceso, «El día que la estrenamos, en marzo del 2015, facturamos 8.000 euros», cuenta Diego.

Blowing Bubbles 😜 ¡Thanks to @mariomoraleshueso for share this great photo! #nelton

A photo posted by Nelton (@neltonbrand) on

Con todo esto, poniendo dinero de su bolsillo y echándole muchas horas de trabajo, su primer pedido de 500 relojes llegó antes de la campaña de Navidad de 2014. En una semana, vendieron toda la producción por correo electrónico y facturaron 22.000 euros. Su éxito y su aprendizaje siguieron de forma autodidacta, y se trasladaron ya a un garaje, donde empezaron a darle forma a su empresa paso a paso. Poco después, en un sueño que parece todavía imparable, ya habían vendido 13.000 relojes y ganado su primer medio millón de euros. Este año esperan poder empezar a exportar, cosa que les traerá todavía más beneficios.

Después de este chute de energía e inspiración, lo único que te falta por ver son sus relojes. Los tienes todos en: neltonwatches.com