La historia del primer hombre trans que ha experimentado el embarazo como mujer y como hombre

Kaci Sullivan es una de las primeras personas en el mundo (quizá la primera) que han estado embarazadas siendo mujer, pero también como hombre. Kaci es un hombre trans que empezó su proceso de transición hace cinco años, después de haber haber dado a luz a su primer hijo cuando todavía se identificaba como mujer. Hace poco más de un mes, ha vuelto a experimentar un parto y, aunque pueda sonar contradictorio, Sullivan asegura que este segundo embarazo –en medio de su hormonación y después de una mastectomía– ha sido mucho más natural que el primero.

"Fueron experiencias muy diferentes, seguro"dijo Kaci a la BBC. "Nada acerca de mi primer embarazo me hacía sentir esperanzado o bajo mi control. Mi cuerpo no se parecía en nada a lo que yo quería", añadió este orgulloso padre estadounidense de 30 años.

Kaci durante su segundo embarazo, en el que se identifica como hombre. Foto: captura de un vídeo tomado por Sullivan para la BBC

Además, tal como ha explicado Sullivan, el primero de sus embarazos no fue buscado, algo que llegó en un momento en el que se encontraba asimilando cuál era su identidad de género. "Todavía estaba luchando con el hecho de que esa era mi realidad. No se lo había dicho a nadie, no sabía si alguna vez lo haría. Estaba tan deprimido que no sabía si podría unirme al bebé una vez que lo tuviera", contó. A pesar de ello, cuando le pusieron a su primer hijo en brazos toda esa ansiedad desapareció.

Kaci durante su primer embarazo, cuando todavía se identificaba como mujer

En aquella época Kaci esperaba que el embarazo le hiciera sentirse más conectado con la feminidad, pero no fue así, por lo que a los tres meses después de dar a luz le contó a su exmarido que se identificaba como transexual. Ahora, tras haberse tomado un descanso de las hormonas masculinas que está tomando desde entonces, Sullivan asegura haber disfrutado muchísimo más de esta segunda experiencia y que, además, la ansiedad que sintió la primera vez ha desaparecido. "No estaba tratando de convertirlo en algo que nunca podría ser. Esta vez estaba tratando de hacerlo funcionar para mis propias expectativas, al menos muchas más cosas estaban bajo mi control", explicó.

Se cree que el caso de Kaci, en el que una misma persona ha concebido como hombre y como mujer, es el primero en el mundo. Y, precisamente para romper los prejuicios que relacionan la concepción exclusivamente con el género femenino, ha querido mostrar y explicar cómo ha vivido todo este proceso. "Debido a que no veo el embarazo como algo intrínsecamente femenino, y porque no me suscribo a los roles de género, no me sentí amenazado por la idea de un embarazo. No me hizo sentir menos masculino", dijo para el medio inglés The Daily Mail.

Kaci junto a su pareja, Steven, y sus dos hijos a los que han decidido criar sin género.

Así, junto a su novio actual, ambos han sido padres del pequeño Phoenix y, por todo lo que han pasado, han decidido criar a sus dos hijos sin asignarles ningún género para que ellos mismos puedan escogerlo cuando sean mayores y conscientes de su identidad. Una historia repleta de estereotipos rotos y de valor que, a pesar de las críticas que reciben y que obvian a diario, un paso más hacia el reconocimiento de las distintas realidades que viven las personas trans.