La historia de la chica que se convirtió en modelo gracias a una foto que se hizo viral

Anok Yai es una estudiante completamente random de segundo de bioquímica en la Universidad de Plymouth (New Hampshire, Estados Unidos). El tema es que el pasado fin de semana pasado decidió ir al evento de bienvenida de otra universidad distinta a la suya, la Universidad Howard en Washington D.C. Una decisión, la de ir a esa fiesta, que a pesar de parecer de lo más inocente podría cambiar su vida para siempre haciendo que Anok cumpla su sueño de convertirse en modelo profesional a sus 19 años de edad. 

Saw her right at the end of Yardfest. Stunning @anokyai #huhc #huhomecoming #theyard #fro #curlyhair #darkskin #sudanese

A post shared by TheSUNK|The Shit U Need 2 Know (@thesunk) on

La joven, que creció en la ciudad norteamericana de Manchester —después de emigrar desde Egipto en el año 2000— estaba divirtiéndose con sus amigos cuando un fotógrafo le pidió si podía hacerle una foto. Bajo el pseudónimo 'The SUNK', el fotógrafo le explicó que había ido a la fiesta porque estaba retratando a personas con ropa bonita y que sus fotos podían ayudarle a conseguir más seguidores gracias a la cantidad de seguidores que tenía. Y así fue, dicho y hecho.

En cuanto The SUNK, que cuenta con más de 17.000 seguidores en Instagram, publicó las fotografías del evento Anok empezó a recibir like tras like."Mi teléfono simplemente comenzó a vibrar durante mucho, mucho tiempo", dijo en una entrevista para el periódico Boston Globe. "Al principio, pensé que alguien había hecho un 'meme' de mí o algo así", reconoció sin acabar de creerse que se había convertido en viral de la noche a la mañana . Actualmente, las dos fotografías acumulan ya más de 12.000 'me gusta' y cientos de comentarios elogiando su belleza y pidiendo, también en Twitter, a las agencias de modelo que contacten con ella.

The leaves match my skin 🍂

A post shared by Anok (änôk yī) (@anokyai) on

Y así ha sido como su momento de fama ha debido llegar, precisamente, al timeline de algún representante de modelos. Anok ha contado al Boston Globe que tres agencias de modelaje habían contactado con ella el martes, tres días después de que la foto se publicara en internet, y que va a probar suerte como trabajo parcial mientras sigue estudiando. "Fue un sueño que siempre quise cumplir, pero no estaba seguro de si iba a suceder", aseguró la universitaria.

Un sueño que se hará realidad gracias a aquello de estar en el 'lugar indicado en el momento oportuno' y una historia de autoestima ya que, aunque parezca mentira, Yai no se sintió cómoda con las fotografías la primera vez que las vio. De hecho, pensó que no le gustaba la expresión de su cara que, sin embargo, ha enamorado a miles de personas. "Creo que la gente está tan acostumbrada a verse a sí misma que no ve su propia belleza porque la ven todos los días", concluyó. Ojalá que la suerte siga acompañándole en las pasarelas.