La hija de Madonna enseña sus axilas sin depilar e Instagram la llama 'guarra'

La musa de los 90 e icono de la rebeldía, Madonna, jamás deja de sorprendernos por mucho que pasen los años. La cantante ha vuelto a ser el centro de todas las miradas (y las críticas) junto a su hija de 20 años, Lourdes León, por una fotografía con la que ambas decidieron despedir el 2017 en sus respectivas cuentas de Instagram. Ya que, aunque en la imagen se podía ver a madre e hija abrazándose, la atención se centró en las axilas peludas de Lola, como se la conoce. Un detalle que provocó muchísimos comentarios despectivos que la llamaban 'guarra', entre otras lindezas.

We are Ready For You 2018! ♥️💃🏿♥️💃🏿♥️💃🏿♥️💃🏿♥️💃🏿♥️💃🏿♥️💃🏿 #llove ♥️

A post shared by Madonna (@madonna) on

El pasado 31 de diciembre, la cantante de Like a virgin celebraba la Nochevieja junto a su familia y subía la imagen abrazando a su hija y, sí, a sus sobacos peludos. Ambas posaban muy sonrientes, tal vez porque eran conscientes de lo que se les venía encima. Y es que muchos de sus seguidores decidieron dejarles su opinión en forma de comentarios de desprecio e incluso insultos. "Qué asco""ostras, tiene más pelo en las axilas que yo en la cabeza" o "entiendo que quieras dejarte crecer el pelo de las axilas pero no hay necesidad de que nos lo enseñes, hermana", fueron algunos de los más sutiles.

Pero no es la primera vez que Lourdes luce orgullosa sus vello en sus redes sociales y en su día a día en general. En abril de 2017, los paparazzi le hicieron fotos tomando el sol en la playa de Miami también con las axilas sin depilar. De hecho, parece que Lourdes León sigue los pasos de su madre respecto al vello corporal femenino, ya que Madonna siempre ha sido una firme detractora de la dictadura de la depilación durante su adolescencia y el inicio de su carrera, con sus cejas gruesas.

Ya en el instituto, la ‘Reina del Pop’ decidió no depilarse como un acto de rebeldía frente a las chicas populares que le imponían sus estereotipos de belleza. “Pasé de llevar maquillaje, de hacerme peinados y de depilarme. Tenía los sobacos peludos”, contaba la diva en una entrevista para Harper's Bazaar en 2011.  Por todo esto, ninguna de las dos ha respondido a las críticas de la dichosa fotografía de Nochevieja. Madonna y su hija forman parte de las famosas que se utilizan su influencia para borrar los prejuicios que describen el vello femenino como antiestético y antihigiénico. Mostrarlo como algo natural y tan femenino como no llevarlo es el primer paso para acabar con este absurdo para siempre.