HBO prepara 4 dosis más de Juego de Tronos para que no se acabe el mundo en 2018

Mientras el majete de John Snow (Kit Harrington) pasea su amor con Ygritte (Rose Leslie) por las portadas de las revistas del corazón de medio mundo, las especulaciones sobre la 8ª y última temporada de Juego de Tronos, que se estrenará en 2018, no paran de petarnos el timeline del Facebook. Pero agárrate, porque la última de las filtraciones deja a la altura del betún a Wikileaks y Julian Assange juntos.

Al parecer, a pesar de las promesas de David Benioff y Dan Weiss, responsables de la serie, de acabar con su producción tras la octava temporada, HBO se ha puesto manos a la obra para el desarrollo de otras cuatro series derivadas o spin-off. Para ello, la productora habría contratado servicios de los reconocidos guionistas Max Borenstein, Jane Goldman, Brian Helgeland y Carly Wray.

"Vamos a tomarnos tanto o tan poco tiempo como los escritores necesiten y, como con todos nuestros desarrollos, vamos a evaluar lo que tenemos cuando los guiones estén listos”, explicó el responsable de programación de la HBO, Casey Bloys, a la revista Variety confirmando que la cosa se podría retrasar más allá del 2018. Así que, por ahora, lo mejor sería conformarse con el estreno de la 7ª temporada el próximo el 17 de julio.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la misión de los cuatro protagonistas elegidos para estas secuelas no será nada fácil. Según Bloys, los guionistas se encuentran explorando “diferentes periodos de tiempo del vasto y rico universo de George R. R. Martin”. Es decir, que están decidiendo cuál de las miles historias paralelas que podrían desarrollarse tendrá ‘más chicha’ a la hora de satisfacer los 23,3 millones de espectadores que la serie acumuló en la 6ª temporada. Más les vale que valga la pena.