Harvey Weinstein pagará 44 millones de dólares a las víctimas del #MeToo

El productor de Hollywood cierra algunas de las causas civiles por las que tenía que ir a juicio, pero le quedan las penales, por las que podría caerle cadena perpetua

El 5 de octubre de 2017, The New York Times publicaba un artículo llamado “Harvey Weinstein compró el silencio de mujeres acosadas sexualmente durante décadas”. Se abría la caja de Pandora y muchísimas mujeres rompían el silencio, denunciando a Weinstein por el mismo motivo: acoso sexual. Pero Weinstein no era el único acosador. Centenares de mujeres se sintieron con la fuerza suficiente como para hacer público haber sufrido violaciones, acoso y machismo. Empezaba el #MeToo.

Un año y medio más tarde, Weinstein ha cerrado un preacuerdo extrajudicial con algunas de sus presuntas víctimas y el estado de Nueva York por valor de 44 millones de dólares, según informa The New York Times. Esta demanda fue conjunta hacia él, su hermano Robert y el consejo de administración de su compañía “por haber creado un clima laboral que ponía en peligro a las empleadas de la productora, a las que “maltrató y explotó de una manera despiadada”, como informa El País.

Así se cierran algunas de las demandas que recaen sobre él, pero no todas. Queda en el aire qué pasará con los abusos sexuales que más de 80 mujeres denunciaron, entre las que se incluyen las actrices Angelina Jolie, Salma Hayek, Ashley Judd o Lupita Nyong'o.

Además, este acuerdo de carácter civil no incluye las acusaciones de carácter penal por violación y agresión sexual  a dos mujeres, algo que él ha negado categóricamente, ya que esta acusación no puede silenciarla extrajudicialmente con un acuerdo económico. En caso que sea culpado por estos crímenes, puede ser condenado a cadena perpetua y acabar sus días en la cárcel.

Así pues, aunque pagando 44 millones (de los cuales 30 irán a un fondo de demandantes, acreedores de su empresa y antiguos empleados, y el resto cubrirá los gastos legales de los demandados) se ha librado de un proceso legal de carácter civil, todavía tiene otros juicios pendientes que pasarán por las cortes penales. El proceso empezará en Nueva York en septiembre y la decisión final puede alargarse hasta cinco semanas.