Google indicará que clínicas realizan abortos en Estados Unidos

La empresa ha anunciado esta iniciativa después de detectar centros que ofrecían información falsa o que eran antiabortistas

Después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos derogara el derecho al aborto a principios de verano, Google (tanto el buscador como el Maps) indicará a lxs usuarios qué clínicas realizan abortos en su zona. La decisión la ha anunciado la compañía a raíz de informes publicados sobre centros que aseguraban practicar abortos y que, en realidad, ofrecían información falsa sobre el procedimiento o que directamente eran antiabortistas.

El gigante tecnológico ha explicado a través de un comunicado que solo aparecerán los lugares de los que Google haya recibido la confirmación de que efectivamente se practiquen abortos, para evitar nuevos casos como los reportados. De esta manera, cuando una persona introduzca en el buscador “clínicas abortistas cerca de mí”, estos centros aparecerán etiquetados como tales. En caso de que no aparezca ninguna clínica u hospital, Google sugerirá ampliar la zona de búsqueda.

Esta novedad se incluye después de que diversos estados norteamericanos hayan empezado a restringir el derecho al aborto después de la derogación de la sentencia de Wade vs. Roe. Así, en los estados conservadores de Idaho, Texas y Tennessee han sido los primeros en comenzar a implementar leyes que prohíben casi en su totalidad el aborto e incluso incluyen penas de cadena perpetua para los médicos que lo practiquen.

Con la eliminación del aborto como derecho garantizado en la constitución americana, muchas feministas y activistas abortistas advirtieron a las mujeres estadounidenses de que borraron sus apps de seguimiento menstrual porque podrían acabar siendo usadas en su contra como pruebas ante un posible aborto “ilegal”. Avisaban así, que cualquier información personal en redes y apps podría ser usada en su contra. Y de hecho así se confirmó cuando un juzgado de Nebraska (estado donde está prohibido el aborto más allá de la semana 20) utilizó un chat de Facebook como prueba para acusar a una chica de 18 años de haber practicado un aborto. Una orden judicial fue suficiente para conseguir que la red social entregara la conversación entre madre e hija, donde ambas hablaban de comprar pastillas para abortar y su uso. También de dónde enterrarían los restos del aborto una vez este se realizara.

Que Google ahora indique qué clínicas practican abortos, con precedentes como estos sobre la mesa, puede poner en alerta a muchas personas. El hecho es que, según recoge el periódico The Guardian, la compañía ya anunció el pasado mes de julio que eliminaría el historial de localización de sus usarixs relacionado con las clínicas de aborto. Así mismo también lo haría con centros para la fertilidad y de tratamientos de adicciones. Aunque no llegó a explicar cómo detectaría esos lugares y cómo posteriormente los borraría.