Así es el gigoló estafador que robó a al menos 17 mujeres después de seducirlas

Albert Cavallé Ortín es abogado, inversor de bolsa, cirujano, hijo del doctor Planas –un conocidísimo cirujano plástico de Barcelona–, empresario e hijo de los dueños de los Hoteles Catalonia. Bueno, eso es lo que ha dicho a todas las mujeres a las que ha desplumado seduciéndolas con identidades falsas y aparentando ser un hombre de éxito. En realidad, es un gigoló de 36 años y está acusado de estafar y robar a las 17 mujeres que le han denunciado, por lo que este martes fue detenido en Barcelona. Aunque su paso por comisaría duró poco. Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, fue puesto en libertad con cargos y, ahora, podría estar apunto de engañar a otra mujer que aún no ha caído en sus redes.

El modus operandi

Albert, nacido en Barcelona el 13 de febrero de 1982, viste ropa cara, tiene apariencia de ejecutivo y frecuenta eventos de alto standing. Todo ello configura una imagen que le sirvió para atraer a las víctimas que seleccionaba en apps de citas como Badoo, Tinder o Meetic. Se vendía como un hombre de clase alta –podía ser abogado, empresario o lo que le picara ese día–, daba un nombre falso o el suyo mismo y decía buscar una relación seria. Todo era mentira.

Imagen relacionada

Cuando se ganaba la confianza de sus víctimas, llegaban los problemas. Según han explicado algunas de ellas a El Confidencial, de repente Albert les contaba un problema económico que, casualmente, acababa de producirse y les pedía dinero. Él aseguraba que se lo devolvería lo antes posible, pero ninguna de ellas volvió a ver su dinero, que en la mayoría de los casos ha sido entre 1.000 y 2.000 euros. Aunque otra aseguró que llegó a prestarle entre 40.000 y 60.000 euros.

En otras ocasiones, ni siquiera les pidió nada, simplemente cogió sus tarjetas de crédito sin permiso. Después compraba productos electrónicos y electrodomésticos para venderlos en Wallapop o incluso reservaba habitaciones de hoteles de lujo que, obviamente, jamás pagaría de su bolsillo. Y eso no es todo, también llegó a pedir préstamos bancarios a nombre de las afectadas que no harían más que endeudarlas. Todo ello, es un entramado de mentiras que iba tejiendo hasta que era descubierto y al él no le quedaba más opción que desaparecer.

Resultado de imagen de albert caballé ortín

La actividad criminal que acarrea tras sus espaldas han llevado a Albert a visitar regularmente los juzgados en los últimos años. Un tiempo durante el cual ha acumulado un total de cinco sentencias condenatorias: tres por estafa, una por apropiación indebida y otra por simulación de delito. Sin embargo, a este gigoló no le importa tener problemas con la ley o estar en el ojo de mira de los medios de comunicación.

El audio que envió a una de sus víctimas y al que también ha tenido acceso El Confidencial, lo dice todo: "Es la misma mierda que tú, tía, como tu padre y como tu madre. No sé de qué coño vas. Me da igual haber salido en Antena 3, en El Periódico... ¡me la suda! Nena, tú ves una cosa por la tele y al día siguiente ni te acuerdas ya, tía. Es que ni te acuerdas. Cariño, yo voy por la calle tan tranquilo andando, nena. Sigo yendo a mis hoteles, sigo siendo papá. Y eso nunca lo vas a poder evitar". Pues no Albert, esperemos que la policía evite de una vez por todas que vuelvas a aprovecharte de ninguna mujer.