Cómo Tener Un Futuro Brillante Descubriendo Qué Rasgo Te Hace Único

Todos somos talentosos. Lo creas o  no, cada uno de nosotros sobresalimos en algo. Tenemos un punto fuerte que nos hace brillar y que nos puede hacer ganar mucho dinero. A veces se trata de una habilidad, pero en realidad es la personalidad la artífice de nuestros grandes logros. Por eso es importante que descubras qué rasgo te hace único. Mira en tu interior y demuéstrale al mundo ese gran potencial que tienes.

Sé autoconsciente

Para apostar por tus fortalezas, primero tendrás que reconocerlas. Y en ese intento de mirar hacia dentro, seguramente veas cosas de ti que no te gustan demasiado. Pero piensa que están ahí para hacerte más fuerte. Acepta esas debilidades (que todos tenemos) y focalízate en esas grandes virtudes que te hacen único. Ese es el primer paso para descubrir ese rasgo tuyo que te llevará directo al estrellato.


Potencia quien eres

No el que te gustaría ser. Y eso es algo que todos tendríamos que chequear bien. Según Gary Vaynerchuck, uno de los hombres más exitosos en internet y autor del libro Crush it, lo que realmente limita a la gente es la versión romántica de la persona a la que aspiran volverse o lo que ellos creen que ya son, contra lo que ya son en realidad. ¿Te suena? Pues eso, nada de inventivas: CONECTA CON TU VERDADERA ESENCIA.


Sé honesto

Por eso es importante decir la verdad. O mejor dicho: decírtela a ti mismo. ACEPTARSE. Solo así podrás encontrar ese rasgo que te hace único y que te podrá llevar camino del éxito. Para encontrar esa verdad es importante que lo hagas en un ambiente donde te sientas seguro y cómodo. Habla con tus amigos, tu familia, etc. Y, sobre todo, encuentra momentos para ti que te hagan sentir bien.


Pregunta a los demás

Cuando ya intuyas cuál es ese punto fuerte, pregúntale a la gente de confianza su opinión. O mejor aún, pregúntales cuál creen que es ese rasgo tuyo que tan especial te hace, a ver si coincide con lo que piensas tú. Si es así, ya has dado en el clavo, enhorabuena.

Trabaja para potenciarlo

Nadie nace un experto. Puede que tengas un talento especial, pero suele estar en bruto y hay que trabajarlo para sacarle brillo. Generalmente puedes tardar de cinco a siete años en llevar tus habilidades a su máximo potencial, sin embargo, piensa que si es algo que se te da bien, probablemente también te gustará hacerlo, leer sobre ello y seguir formándote. Así que serán unos años de disfrute constante, de olvidarse que pasa el tiempo y enfrascarse en esa actividad hasta hacerla tuya.


El dinero suele venir en último lugar. Te convertirías en una de esas personas afortunadas a las que se les paga, y mucho, por hacer algo que les apasiona. Pero como les gustaba tanto, mejoraron tanto, que se convirtieron en la mejor versión de sí mismos y ahora ya no hay nadie que lo pueda hacer mejor. Así es como cada uno de nosotros deberíamos encontrar nuestro lugar en el mundo.