Son las familias más ricas del mundo pero nadie las conocía

Como cada año la revista Bloomberg publica los patrimonios de las 25 familias más ricas del mundo, pero pocas veces la lista se parece a lo que debería ser

Si te dicen nombres como Elon Musk, Jeff Bezos, Bill Gates o Amancio Ortega, lo más probable es que te imagines que sus familias sean también las más poderosas y ricas del mundo. Pero no, aunque estas personas hayan amasado fortunas, estas recaen casi exclusivamente en ellas y en nadie más. Sin embargo, en el mundo hay familias en las que el papá, la mamá, el hermanito y la hermanita son multimillonarios y, además, trabajan juntos para seguir convirtiendo su apellido en algo tan premium como desconocido.

1. Walton, los reyes de los supermercados

Los clanes familiares de ultrarricos existen, son unas 25 dinastías y se calcula que su riqueza combinada asciende a los 1,7 billones de dólares, es decir, por encima del PIB de España. Pero lo que te acabará de dejar más locx son los negocios con los que estas familias se han forrado los riñones de oro. Según el listado que maneja la revista económica Bloomberg, la familia más rica del mundo es la saga de los Walton. Estos tres hermanos (Jim, Rob y Alice) son los dueños del 48% del imperio de los supermercados Walmart y su patrimonio conjunto asciende a los 238.200 millones de dólares. Al parecer, su padre Sam Walton fue el verdadero genio de la familia. 

2. Mars, un imperio de las chocolatinas

Eso de que la unión hace la fuerza es muy cierto en el caso de los Walton, que llevan 4 años liderando la lista, ya que el más rico de los hermanos, Jim Walton, apenas es el número 16 de la lista Forbes con un patrimonio de 64.400 millones de dólares. En el segundo puesto del podio de dinastías multimillonarias están los Mars que, como su nombre indica, son los creadores de las famosas chocolatinas Mars así como de los M&Ms, Snickers, etc… Su  principal miembro es Jacqueline Mars y es la encargada de gestionar y desarrollar la mayor parte del patrimonio heredado de su abuelo y que en la actualidad asciende a 141.900 millones de dólares. 

3. Koch, un holandés que descubrió petróleo

En tercer lugar están los Koch. Esta familia norteamericanas está capitaneada por Charles Koch y la familia de su difunto hermano David Koch, pero su creador fue su abuelo el inmigrante holandés Harry Koch. Este señor se asentó en el oeste de Texas donde desarrolló un método propio para refinar petróleo. Gracias a su inventiva logró construir refinerías por todo el país e, incluso, para le Unión Soviética de Stalin. En la actualidad al negocio petroquímico se suma el polímeros, fertilizantes, químicos diversos y servicios financieros. Además, sus vínculos con la política y en concreto con el Tea Party y el Partido Libertario les han hecho muy conocidos en Estados Unidos pero no en el resto del mundo. Su patrimonio es de unos 124.400 millones de dólares y se dice que son unos de los mayores propietarios de tierras de Estados Unidos. 

4. Hermés y Chanel, el dinero huele bien

Ya fuera del podio pero en el top10 están los Hermés, herederos de la empresa de lujo francesa con 111.600 millones de dólares; la familia real saudí con 100.000 millones de dólares; los Ambani dueños de la petroquímica india Reliance Industries con 93.700 millones de dólares; los Wertheimer herederos del imperio de Chanel con 61.800 millones de dólares; los Thomson propietarios de la agencia de noticias Thomson Reuters con 61.100 millones de dólares y los Boehringer-Von Baumbach dueños de los laboratorios farmacéuticos Boehringer Ingelheim con un patrimonio total de 59.200 millones de dólares. 

5. Rothschild y Rockefeller, demasiado ricos para decirlo

Sin embargo, esta lista ofrecida por Bloomberg no deja de ser de lo más “naive” y ellos mismos lo reconocen debido a que los verdaderos grandes patrimonios del mundo son realmente imposibles de rastrear y cuantificar siendo las dinastías de los Rothschild o los Rockefeller las que, según se dice, deberían encabezar las listas con un patrimonio increíblemente alto que podría superar ampliamente la suma de las 10 dinastías del ranking. Así que, por el momento, nos conformaremos pensando que familias con supermercados o chocolatinas son las más ricas del mundo, cuando la verdad podría ser demasiado impactante para que algún día sea revelada al mundo.